Edición Impresa

El Charrúa, a media luz

Siete finales deberá afrontar el Charrúa para salvar la categoría, ya que anoche dejó pasar una. Es que jugó de local y no supo ganarle a Deportivo Morón, con el que igualó sin goles en un opaco partido.

Sábado 13 de Abril de 2013

Siete vidas le quedan a Central Córdoba en Primera B. Siete finales deberá afrontar el Charrúa para salvar la categoría, ya que anoche dejó pasar una. Es que jugó de local y no supo ganarle a Deportivo Morón, con el que igualó sin goles en un opaco partido. El encuentro finalizó a media luz por un desperfecto en el generador eléctrico del Gabino Sosa. Lo que no puede permitirse el charrúa es quedarse a oscuras en las próximas dos fecha de visitante, sobre todo la del martes ante un rival directo en el promedio como Tristán Suárez.

 

Córdoba aún depende de sí mismo para salvar la categoría. Con 15 puntos lo logrará, claro que la tarea es por demás de complicada porque restan 21 en juego. Y mientras las chances existan, Ricardo Palma y sus muchachos se jugarán todo por dejar al club en la divisional.

Tras la estupenda victoria ante Comunicaciones del sábado pasado por 2-0, el Matador tenía la obligación de repetir ante el duro equipo del oeste bonaerense. Pero anoche fue una falsa actuación y por eso se tuvo que conformar con un punto con sabor a nada.

En líneas generales el encuentro fue parejo. Se metió en todos los sectores y se crearon pocas situaciones sobre los arcos. La iniciativa fue del local, pero le faltaron ideas para romper el cerrojo defensivo del Gallito. Con el transcurso de los minutos la visita emparejó las acciones y se fueron al descanso sin situaciones de gol.

En el complemento Morón adelantó sus líneas y en dos oportunidades llegó con peligro al arco de Leguizamón. A los 50’ Armando Lezcano encontró bien parado al arquero charrúa. Y a los 58’ el mismo jugador reventó el travesaño.

El final llegó con reparto y el Charrúa se tuvo que conformar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS