Edición Impresa

El Central del Chacho Coudet y su mala costumbre de empezar perdiendo

A Rosario Central le está costando encarrilar los partidos. De los últimos diez, en siete el canalla comenzó abajo en el marcador y sólo pudo revertir un resultado.   

Lunes 04 de Abril de 2016

Central es un equipo que tiene muchas más virtudes que defectos. Eso está claro y por ello está peleando seriamente por el título en el torneo local y además si logra vencer el miércoles a Palmeiras en el Gigante se meterá en los octavos de final de la Copa Libertadores. Hecha esta aclaración contextual, sí es oportuno reconocer uno de los principales déficit que tiene el conjunto auriazul en esta temporada. Y el defecto que por ahora no puede resolver es que le cuesta entrar en sintonía desde el arranque del juego y plasmar todo su poderío desde el pitazo inicial. Tanto es así que de los últimos diez encuentros, en siete de ellos, el primer gol del partido se produjo en el arco auriazul, lo que significa que luego está obligado a remontar el resultado y remar desde atrás. Y si bien los de Arroyito por lo general muestran una gran reacción ante la adversidad, no deja de ser un inconveniente el hecho de arrancar perdiendo, algo que deberán solucionar en este tramo decisivo del semestre, ya que de estos siete juegos que empezaron 0-1 sólo pudieron ganar una vez.
  Está claro que la hoja de ruta que viene desarrollando el equipo del Chacho Coudet es intachable y el flojo empate 1 a 1 del último viernes en la visita a Bahía Blanca no puede opacar en lo más mínimo el potencial del Canalla para pelear por todo hasta las últimas consecuencias. Pero el hecho de empezar la mayoría de los partidos en desventaja es una luz de alerta para ajustar las clavijas del funcionamiento desde el minuto uno de los partidos.
  En los 49 encuentros que lleva Eduardo Coudet como DT de Rosario Central, los de Arroyito hicieron el primer gol del encuentro en 24 ocasiones, hubo 3 cotejos que salieron 0 a 0 (Vélez y Newell’s el torneo pasado y Ferro en la Copa Argentina) y en los otros 22 encuentros fue el rival de Central el que llegó primero a la red.
  De estos 22 partidos que los canallas comenzaron 0-1, solamente perdieron 5 veces: River y Banfield en el campeonato de 2015, Boca en la final de la Copa Argentina, Palmeiras en la Libertadores y Patronato este torneo. Y de estos 22 partidos que arrancó en desventaja logró ganar 5 (Tigre, Olimpo y Boca el torneo pasado, Estudiantes en los cuartos de final de la Copa Argentina y River Plate de Uruguay en el partido en el Centenario en la Libertadores) y además empató 12.
  Esto a nivel general lo transforma en el equipo con más reacción en la historia de Central. Porque no hay ninguna serie en el archivo del club de 22 partidos en los que a Central le hayan convertido el primer gol y solamente haya sufrido 5 derrotas. Y claramente puede ser visto como una fortaleza.
  Está claro que estos números son irrefutables. Pero son tan reales como que a los canallas en los últimos 10 partidos le hicieron el primer gol en 7 de ellos (ver infografía). Y si bien el poder de reacción está intacto, ya que sacó a flote los partidos ante River Plate (Argentina), Nacional (Uruguay), Banfield, River Plate (Uruguay) y el del viernes pasado ante Olimpo, un equipo que tenga aspiraciones de campeonato no se puede dar el lujo de tener que remontar en la mayoría de los partidos un 0-1.
                        Datos: Carlos Durhand
 

El Chacho define el equipo para recibir a Palmeiras

El plantel auriazul entrenó ayer por la mañana en el predio de Arroyo Seco y volverá a moverse esta tarde, ya pensando de lleno en el cotejo del miércoles por la noche ante Palmeiras, en el Gigante, donde si el Canalla consigue los tres puntos se meterá entre los 16 mejores equipos del continente.
  Es factible que hoy el Chacho Coudet ensaye con los once que tiene en mente para recibir al equipo paulista.
El cambio cantado es la inclusión de Sebastián Sosa por Manuel García en el arco y no hay que descartar algún otro retoque respecto a los once de Bahía.
Ayer pudieron hacer fútbol los jugadores que arrastraban molestias: José Luis Fernández, Cristian Villagra y Gustavo Colman. Mientras que César Delgado es duda por una sobrecarga en el aductor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario