Edición Impresa

El capitán de Newell's y su futuro: "No estoy listo para el retiro", dijo Bernardi

“Todos tenemos fecha de vencimiento y en algún momento a todos nos llega el retiro”, afirmó. También se refirió a la presión mental a la que están expuestos los jugadores.

Sábado 11 de Enero de 2014

Ovación / En Mar del Plata. "Todos tenemos fecha de vencimiento". Abre los ojos bien grande y responde con una sonrisa. Lucas Bernardi hace un largo tiempo que habla del retiro. O, en realidad, es una pregunta que siempre está y a la que le pone una respuesta sin definición. Es que ni siquiera él lo sabe, porque mientras el cuerpo aguante continuará dando batalla vistiendo la camiseta de Newell's. Algo que lo hace feliz y disfruta de seguir jugando al fútbol, más allá de muchas cosas que suceden alrededor de este deporte y que "es desgastante" y que causa un cansancio mental.

El capitán del equipo habló de todo en el mano a mano con Ovación, de la idea de "mantener una línea" elaborada desde hace dos años y de la cual no deben desviarse más allá de un resultado y dejó claro que la meta para lo que vendrá no será optar por el torneo Final o la Copa Libertadores sino que la premisa fundamental es "ser competitivo" en todos los frentes. Lucas abrió el juego en la atención a la prensa en este 2014. Fue el primero en hablar en la que es una de sus últimas pretemporadas, porque como él mismo lo dijo "hay una fecha de vencimiento y en algún momento a todos nos llega el retiro. Hay que ver cuándo".

Mientras mira hacia su alrededor en la sala de estar del hotel donde se aloja el rojinegro, Lucas aclaró: "Hoy mi cabeza no está preparada para dejar de jugar. Igualmente eso se arma en dos minutos, cuando me dé cuenta de que no puedo más tendré que hacerlo. Está claro que estoy cada vez más cerca del retiro. Voy a tratar de llegar bien al final del cuatrimestre y ahí volver a pensar en qué condiciones físicas y, sobre todo, mentales estoy. Hay muchas cosas que te desgastan la cabeza y a lo mejor muchas veces son más fuertes esas que lo físico".

Y ahí Bernardi se metió en un tema interesante y que sin dudas debe lidiar en este caso un jugador: la presión mental a la que está expuesto. "Llega un momento que es desgastante. Hay cosas que no las entendés. Uno está grande, querés disfrutar más de lo que deseás discutir y querés jugar más de lo que querés explicar. Y eso se te mete en la cabeza, todo te molesta y es ahí cuando surge el momento para dejarle el lugar a otra persona que tenga más energías, que respondan y den soluciones a esas situaciones. Por eso creo que influye más lo externo que lo físico", contó una de las voces de mayor experiencia del plantel y que le tocó pasar por situaciones complejas.

—¿Creés que con el paso del tiempo cada vez cuesta conformar más a la gente? Por ejemplo, desde lo numérico la última campaña fue buena, pero quedó la sensación de que Newell's dejó pasar la chance de lograr otro título.

—Sí. Esto se vive de manera cotidiana. Si ganás sos el mejor y si perdés el peor. El tema es cómo llegás a ese lugar. Los caminos son también mucho más importantes que el resultado. Las formas te marcan más que un mero marcador. Esas cosas son las que sentimos y también te desgastan porque hay que explicar demasiado. En el 99 ustedes (los periodistas) eran dos los que venían a una pretemporada, ahora son más. Todo se va agrandando, hay que hablar, decir, exigir y todo eso es una bomba de tiempo. En algún momento explota. Los más grandes están cansados y cuando sucede eso lo mejor es irte a tu casa. Esa presión se agrandó notoriamente y no hacemos mucho para calmarla.

—En el análisis externo del último torneo la conclusión a la que se llega es que si hubiese sido positivo el resultado en el clásico con Central quizás ciertos cuestionamientos del hincha hubiesen sido menores.

—Ese es tu análisis. El que hicimos nosotros es que venimos transitando un camino desde hace dos años, que vamos respetando y lo haremos hasta el final. Los caminos son más importantes que los resultados. Luchamos, lo encontramos y ahora hay que sostenerlo para que un resultado no te pueda modificar nada. Si ocurre lo contrario quiere decir que no estás fuerte. Si hay algo que el equipo demostró es que es fuerte desde adentro, unido y con convicciones marcadas. A todos nos hubiese gustado ganar el clásico, pero no habría modificado nada. Disfrutamos de estos dos años y lo hacemos más allá de los resultados porque logramos más cosas buenas que malas. Por eso digo que estamos tranquilos porque seguimos una línea que no variamos ni vamos a variar. Eso que quede claro, no la vamos a variar.

—Desde lo numérico la campaña es valorable, aunque hubo una gran exigencia para reconocer el trabajo de Berti, un técnico debutante. ¿Creés que fue así?

—Sí, lo que pasa es que como se dio el torneo, con nuestro arranque, se modificó la visión. Igual, sabíamos que había cosas que nos iban a pasar y lamentablemente sucedieron. Hubo partidos que no pudimos revertir resultados. Lo bueno es que llegamos a la última fecha con chances de ser campeón y eso es valorable para nosotros. Pero ya está, pasó y es pasado.

Feliz por el juego rojinegro
“A mí me genera mucha alegría que el equipo juegue bien. Después se depende de las individualidades. Me siento cómodo en el lugar que me toca, que no tiene que ver con mi inicio, pero sí con el transcurrir de mi carrera. Debo adaptarme para seguir jugando a mi edad de una manera y hay algunas en las que me puedo seguir sosteniendo en un equipo competitivo. Me hicieron encontrar un lugar y se dieron cosas para que pueda estar tranquilo para que juegue. Disfruto del momento grupal y de sentirme cómodo en un equipo que juega bien”.

Newell’s cambió su imagen
“Hemos pasado un 2011 muy malo. Yo pensaba, porque siempre me preguntan de los objetivos, y algo que no dije es que nosotros queremos ser competitivos como en los últimos cuatro años de los cinco que estoy acá. Eso es lo que debemos continuar. Estoy contento porque muchos compañeros o ex nos miran y están contentos de ver un equipo que propone como lo hace.
Eso me genera mucha alegría. Este es el camino a seguir
más allá de los resultados”.

¿Presidente, dirigente, técnico o mánager?
“Soy feliz como jugador. Hoy no puedo pensar en otra cosa que jugar porque hay mucho compromiso, responsabilidades y todos nos ocupamos. Obviamente que tengo en mi cabeza mi futuro, pero disfruto de jugar y por ahora sigo siendo futbolista. La tengo clara. Hoy disfruto de este grupo y de jugar al fútbol, algo que puedo seguir haciendo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS