Edición Impresa

El cantante Robbie Williams le pone swing a su nuevo álbum y se ríe de sí mismo

Hoy se lanza para la venta "Swings Both Ways". En el disco el cantante muestra cuánto lo cambió la paternidad y bromea sobre su adicción a la comida y la idea de estrella pop.

Lunes 18 de Noviembre de 2013

Justo un año después de su último álbum, "Take The Crown", Robbie Williams regresa con el lanzamiento de "Swings Both Ways", que el lunes llega a las disquerías. En una entrevista con DPA en Berlín, el cantante de 39 años habló de su regreso al swing, su propensión a las adicciones y su hija Teddy.

—En su single "Go Gentle", que dedica a su hija Teddy, confiesa su deseo de protegerla de los hombres equivocados. ¿Ya tiene miedo de que llegue a la adolescencia y tenga su primer novio?

—No, en realidad no. Quizá caigo en una ilusión, pero creo que elegirá bien. Parto de la base de que es inteligente y lo hará bien sola. Si uno dedica tiempo y amor a alguien, y ese alguien se siente querido, tomará buenas decisiones. La adolescencia y el comienzo de los 20 son un campo minado, pero también son años muy divertidos, liberadores y emocionantes. Sólo espero que no herede mi propensión a las adicciones. Pero eso también puede proporcionar diversión, alguna que otra noche.

—En lugar de ir a fiestas salvajes, ahora lleva una vida familiar sin interferencias. Incluso ha dejado de fumar. ¿Le queda aún algún placer que combatir?

—La comida. Y eso no va a cambiar. Con las drogas es muy fácil: simplemente, se abandonan. Pero con la comida es diferente. Uno tiene que comer, y hay mucha comida rica. Como quizá ya sabe, soy propenso a las adicciones. Y siempre seré un incondicional del chocolate.

—Uno de los temas de su nuevo álbum se titula "No One Likes A Fat Popstar" (a nadie le gusta una estrella del pop gorda). ¿Es por eso por lo que ha perdido un par de kilos?

—No, pero estuve de gira este verano. En los 90, cuando uno bajaba del escenario, era normal decir: "Está todo bien, ¡Vamos a hacernos unas rayas!" Hoy en día preguntas "¿Dónde están las golosinas?" Al final de la gira, alguien en Inglaterra me comparó con Elvis. Elvis antes de que muriera. Y pensé: "Tengo que dejar inmediatamente de comer". Desde entonces cuido mucho la alimentación, pero es tremendamente difícil y tan aburrido.

—Hay mucha expectación ante su nuevo disco, ¿se siente especialmente presionado?

—Sí, quiero que sea un éxito. Pero eso es completamente normal. En el negocio del espectáculo hay mucha competitividad, nadie quiere ser el segundo o el tercero. Y por todos los cielos, yo no quiero ser el cuarto.

—En 2001 lanzó su primer álbum de swing, "Swing When You're Winning". ¿Por qué regresa ahora a este estilo?

—El año pasado publiqué "Take the Crown" y no podía volver a lanzar tan rápido otro álbum pop. Pero quería seguir trabajando. Siempre supe que regresaría al swing, y ahora es el momento adecuado.

—¿Irá de gira con este nuevo trabajo?

—Sí, la otra noche ya estuve pensando un poco en cuál podría ser el programa. Será muy entretenido y me alegra no tener que cantar "Angels".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS