Edición Impresa

El canario José Vélez canta hoy en City Center

"Me indigna lo que pasa en España porque soy una persona sensible". El intérprete se mostró dolido por la crisis social en su país, pero dijo que lo suyo son las canciones románticas.  

Miércoles 20 de Noviembre de 2013

José Vélez llega a cada show como si fuese el primero. El entusiasmo es lo que lo mantiene vivo. Su desafío es no defraudar y agradece que sus canciones mantengan cierta permanencia y que resistan el paso de las generaciones. Así como se enternece con hits como "Procuro olvidarte" o "Un año más", este intérprete canario de 62 años, en diálogo con Escenario, también muestra su dolor ante la situación crítica de España. Y aunque se enfurece hablando de chicos muertos de hambre y de desocupación admite que no es capaz de llevar esa temática a su música, primero porque no es compositor y segundo porque lo suyo es el romanticismo, y no tiene ningún tipo de prejuicio en hablar de amor. Hoy, a las 21, junto a diez músicos, cantará sus éxitos en City Center, bulevar Oroño y avenida Circunvalación. Amantes del rock duro, abstenerse; enamorados de las baladas de amor, prohibido faltar.

—¿Con más de treinta años de carrera, cuáles son los nuevos desafíos que se te presentan ante una nueva gira?

—El miedo de no poder hacerlo cada día mejor, de no defraudar, ese es el desafío. Creo que he hecho muchas cosas en mi carrera, y sobre todo lo que más me ilusiona y me pone muy contento es la permanencia. Tú sabes que en esta profesión el permanecer siempre es lo mas difícil, y parece que en mi caso eso está pasando en muchos países. Tengo ofertas para trabajar en muchos sitios, después de Argentina me voy a Chile, en enero y febrero vuelvo a la Argentina, después voy a Colombia, y así. Y a muchas cosas les digo que no porque soy más selectivo a la hora de hacer las cosas, soy más mayor también, y me apetece hacer menos cosas y más cuidadas.

—¿Qué te seduce de la temática romántica que hace que después de tanto tiempo le sigas apostando a eso?

—Bueno, yo canto canciones románticas, pero también le canto a muchísimas cosas, le canto a la familia, a mi padre, a mi tierra canaria, le canto a Argentina, a la vida en general, a las cosas hermosas, a la pareja, al amor, al desamor. Yo creo que esto no va a morir nunca en la vida, el amor es siempre igual, y a veces un poco por vergüenza decimos «no somos románticos», pero yo creo que todo aquel que tiene un poco de sensibilidad lo es. Cuando eramos jovencitos a enamorarse lo encontramos como cursi, y para nada, incluso los cantantes de ahora están bebiendo muchísimo de las fuentes de los artistas de los 60,70, 80. Con otro tipo de palabras, lógicamente, pero todo cae en lo mismo.

—¿A los más jóvenes también lo atrapan tus canciones?

—Absolutamente, mira, me lo están demostrando día a día. Hace poco estuvimos en la Plaza de Toros La Macarena, de Medellín, en Colombia, y canté ante 11 mil personas. Y los padres les decían a sus hijos «oye, mira que yo me he enamorado con las canciones de José Vélez». Y aquí también pasa, a veces la gente se acuerda de canciones mías de arriba a abajo, y yo no me acuerdo de la letra y pongo el micrófono para que la canten, hay canciones que son como clásicas ya en la gente.

—¿Qué pensás de "Un año más", que en la Argentina se le dio otro tipo de connotaciones cuando decís "el bala perdida"?

—Ah,sí, se ha dado vuelta, el argentino es muy pícaro, ¿no? Cuando yo la he grabado en España, tú sabes que el bala perdida es un mujeriego y la gente la ha tomado por allí, pero las canciones cuando tú las grabas ya no son tuyas nunca más, ya son del público y cada uno la interpreta como quiere y le da el sentido que quiere. Yo me siento orgulloso de haber grabado esa canción.

—¿Te sentís cerca de los cantantes románticos españoles de tu época?

—Es que quedan muy pocos, porque Miguel Gallardo ha fallecido hace poco, y yo tengo 62 años, Dyango tiene, según él, 74 años, o sea que es una generación más que yo, Serrat también tiene más años que yo, Camilo Sesto tiene cuatro o cinco años más que yo, quedan pocos de mi generación.

—¿Los jóvenes valores tomaron la posta que le dejaron ustedes?

—Pero si están grabando todas mis canciones, están bebiendo de las fuentes del Festival de San Remo de cuanto yo tenía 12 o 13 años. La gente joven no conoce estas canciones y creen que los jóvenes las han creado. Pero aquella época no volverá jamás. Igual que la época en que Luis Miguel cantó los temas de Manzanero, las grababa un chico joven, con buena pinta, y se las vendía a las chicas jóvenes. Pero cuando los temas son importantes estarán ahí toda la vida.

—¿Se suma también la falta de ideas en los nuevos autores?

—Creo que hay una falta de creatividad, pero también hay gente muy buena que está saliendo. Me parece que (Alejandro) Sanz es un gran autor, pero los jóvenes siguen bebiendo de las fuentes de los cantantes de antes. Como de Raphael, que fue el primero que entró a América cantando canciones de Miguel Alejandro y nos abrió las puertas a todos, a Julio (Iglesias), a todos. Otro capo es Serrat, que es un referente, aunque no tiene que ver con lo que yo hago, pero ha sido un maestro.

—Serrat es un cantante que combina textos poéticos con temática social, ¿no te motiva componer en esa dirección cuando España sufre una crisis histórica?

— No me motiva, me indigna muchísimo, porque soy una persona bastante sensible. Me indigna tanto que la gente deje de trabajar, porque hay siete millones de parados (desocupados) en España; me indigna tanto que los políticos —aunque conozco políticos honrados— se están llevando los dineros de la gente que contribuyó a pagar sus impuestos; me indigna tanto que haya tanta corrupción. Nos han engañado absolutamente, que el tesorero del gobierno actual tenga en suiza 44 millones de euros guardados y que haya gente que no tenga para comer y le han quitado sus casas y vive en las calles, esto es terrible, porque yo nunca he vivido esto en España, estamos todos muy desilusionados. Y hasta está manchada la familia real, y es algo que nos pone muy triste, porque la familia real era algo muy intocable, y supuestamente está manchada también.

—Pese a tanta indignación, esa bronca no aflora en tus temas.

—Es que yo no soy autor, en general mis mejores canciones están escritas por otros autores que me hacen canciones, soy mas bien intérprete. Creo que soy un cantante con voz, que me gusta interpretar, algunas de las que hice reconozco que no son muy buenas, y prefiero cantar canciones de los demás, como "Procuro olvidarte", que hicieron para mí y tiene doscientas mil versiones; "Un año más" o "A cara o cruz", todas muy conocidas y hechas para mí. Y hoy son clásicos.

En la tele y con algo de humor

“Un año más” es un clásico indestructible de la música romántica. Y la prueba, por si faltaba hacerla, se ofreció el lunes pasado en “Solamente vos”. Adrián Suar, en su rol de Juan Cousteau, interpretó junto a Vélez el hit infaltable del músico canario en el bloque de videos con famosos que tanto resultado le dio a la tira de Pol-ka. Y el delirio llegó sobre el final, con Suar en cueros, en plan “bala perdida”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS