Edición Impresa

El Canalla ultima los detalles para el debut del domingo ante Quilmes

La pretemporada entrega un escenario propicio para levantar el piso de las aspiraciones.

Martes 04 de Febrero de 2014

Terminó la pretemporada. Ya no quedan amistosos. El banco de pruebas es parte del pasado y el fin de semana arrancará la hora de la verdad. Central debutará en el torneo Final el próximo domingo, a las 17, visitando a Quilmes, a puertas cerradas. Será la primera escala auriazul en un 2014 donde el primer objetivo será sumar lo antes posible los puntos necesarios para oxigenar definitivamente el promedio y luego en base a la regularidad y la evolución individual y colectiva intentar dar un salto de calidad para ir por más. En líneas generales el canalla mantuvo la base y logró repatriar a un jugador que siempre le rindió, como es Jesús Méndez. Mientras que en la ofensiva tiene variantes para armar duplas con diferentes características. Mientras que en el verano volvió a destacarse la figura de Federico Carrizo como el jugador más desequilibrante y de mayor proyección dentro del plantel. Este combo de situaciones alimenta una gran expectativa por realizar un torneo en el lote de arriba de la tabla, siempre a partir de la humildad, el sacrificio y sabiendo que al equipo no le sobra nada y que para ganar tendrá que exigirse al máximo en cada presentación.

"Sería fundamental que en la menor cantidad de tiempo posible tengamos los puntos que nos den la tranquilidad para poder buscar los objetivos más altos. Una cosa va de la mano de la otra. También sabemos que este será un torneo más apretado", admitió el DT auriazul, trazando los objetivos de un cuatrimestre donde habrá mucho en juego en todas las tablas. Vale repasar algunos aspectos de la realidad canalla de cara al inminente debut frente al cervecero.

La defensa. Central conservó la base que viene jugando, mantuvo la columna vertebral y los principales referentes. Mauricio Caranta está cada vez más afianzado y la defensa sigue teniendo la voz de mando del Loncho Paulo Ferrari. Alejandro Donatti y Lisandro Magallán asoman como la dupla central que arrancará de titular. En el lateral izquierdo Rafael Delgado empezará hoy la semana a disposición y todo indica que será titular (ver aparte). Allí la alternativa es Elías Gómez y está la chance de que se sume algún jugador libre para reforzar el puesto. En la última línea se generó la baja de Franco Peppino, que partió a Barcelona de Ecuador. El que llegó fue Francisco Dutari, ex Godoy Cruz.

El mediocampo. En la mitad de la cancha por ahora los cuatro intérpretes son una fija. El volante de contención es Nery Domínguez y el mediocampista mixto con capacidad de juntarse con los delanteros y a la vez ayudar en la recuperación es Méndez. Su rol será vital para manejar con criterio la pelota, algo que el equipo careció en varios pasajes del semestre pasado. Mientras las bandas estarán cubiertas por Hernán Encina y Federico Carrizo, las dos cartas principales que tiene el canalla para desequilibrar de tres cuartos en adelante. Estos cuatro volantes prácticamente se conocen de memoria. En este sector de la cancha dejaron el club Diego Lagos y Eduardo Ledesma.

La ofensiva. Es la zona de la cancha donde están las mayores variantes que tiene Miguel Angel Russo. Todo indicaría que salvo alguna sorpresa los que arrancarán serán Gonzalo Castillejos y Carlos Luna. Ambos fueron los que más jugaron en la pretemporada, cumplieron con las responsabilidades tácticas, pero les faltó amigarse con el arco. Los otros candidatos a pelear por un lugar son Sebastián Abreu (fue el goleador auriazul con cinco goles en el último torneo Inicial), Franco Niell, el juvenil Walter Acuña y Antonio Medina. Ninguno podrá relajarse y jugará el que esté en mejores condiciones. Hay una competencia sana y con muchas opciones para plantear diferentes armados ofensivos.

El desafío de ser regular. Central mostró en varios pasajes de los amistosos buen manejo de pelota y profundidad, en especial en lo que fue el primer tiempo ante Belgrano, en Córdoba. Porque tiene jugadores para rotar la pelota de una banda a la otra y ser filoso por la bandas. Claro que el desafío es sostener ese protagonismo el mayor tiempo posible de los 90 minutos para evitar darle chances de reacción al rival. En el torneo pasado varias veces el canalla quedó con superioridad numérica y no logró sacar provecho de esa situación. Ese es uno de los ítems a corregir. Otra cuestión que debería ser atendida en Arroyito es mejorar la performance de visitante. De local el equipo se hizo fuerte y tuvo una efectividad del 63 por ciento. Mientras que de visitante la efectividad fue de apenas del 30 por ciento. Así llegó a los 26 puntos que le sirven para tener cierta holgura en los promedios.

La joya que debe explotar. Federico Carrizo terminó siendo el jugador más incisivo de Central en el último torneo, mantuvo su desequilibrio en la pretemporada y el torneo Final deberá ser el de su consolidación definitiva. Tiene todas las condiciones para convertirse en uno de los extremos más picantes del fútbol argentino y si esto es así no tardarán en llegar ofertas jugosas a Arroyito. Tanto Russo como sus compañeros más experimentados lo aconsejan para que no se maree y hasta el momento el juvenil de la cantera cumple los pasos lógicos en su carrera deportiva. Si termina de explotar Carrizo las cosas se le simplificarán a Central a la hora de intentar ganar los partidos.

Varios rivales en otra cosa. Por la disputa del Mundial de Brasil a mitad de año el calendario será muy apretado, con varias fechas que se jugarán entre semana. Esto significa que a varios de los equipos que suelen pelear arriba se les complicará porque también deberán afrontar la Copa Libertadores, como son los casos de San Lorenzo, Newell's, Lanús, Vélez y Arsenal, que seguramente deberán mechar jugadores en el frente interno. Mientras que River y Boca sólo se enfocarán sólo en el torneo Final, por lo que Central puede animarse a pelear arriba si logra ser un equipo regular. La dosificación de energías asoma como una de las claves para lo que viene. Apuntar a un objetivo único puede ser una ventaja.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS