Edición Impresa

El Camino de Santiago llega al cine como una road movie personal

El actor Martin Sheen protagoniza el filme "El Camino", que se estrena el jueves próximo. Dirigido por Emilio Estevez el filme retrata cómo el dolor transforma a un hombre.

Lunes 02 de Julio de 2012

Una cita de San Agustín sirve de puntapié para presentar a "El camino", la película con Martin Sheen, dirigida por su hijo Emilio Estevez, que se estrena el jueves en Argentina. "Solvitur ambulando" (se resuelve al andar) son las palabras con las que su director, Emilio Estevez, presenta el filme. Se trata de la historia de un padre que tiene que afrontar una pérdida personal, en la forma de una road movie y un viaje de autodescubrimiento en medio de la marcha por el Camino de Santiago que emprende el protagonista.

Tom (Sheen) es un próspero médico de California que arriba a St. Pied de Port, Francia, para recibir las cenizas de su hijo aventurero Daniel (Estevez), quien desapareció durante una tormenta en los Pirineos. Aturdido, Tom intenta regresar de inmediato a su casa, pero, a último momento tiene el impulso de salirse de los límites de su vida ordenada.

Siguiendo los pasos de su hijo, Tom comienza a recorrer los 800 kilómetros del Camino de Santiago, una antigua peregrinación que por más de mil años realizaron millones de personas de todo el mundo por los más variados motivos, desde sed de aventura hasta la búsqueda de respuestas para la vida.

Tom no busca consuelo y no está seguro de creer en la salvación, pero lo intenta mientras sigue adelante con compañía no deseada: una sarcástica canadiense (Deborah Kara Unger) que intenta abandonar las drogas; un holandés hedonista (Yorick van Wageningen) que disfruta del vino y la comida española durante el recorrido y un locuaz autor irlandés (James Nesbitt) en busca de la historia que podría destrabar su bloqueo creativo.

Uno de los libros que Estevez leyó durante su investigación fue "Off The Road: A Modern-Day Walk Down The Pilgrim?s Route Into Spain" (Fuera de la carretera: una caminata moderna por España a través de la ruta de los peregrinos), de Jack Hitt, un irreverente relato de los cuestionamientos de este periodista a lo largo del Camino y la variedad de personajes que conoció en el trayecto, algunos serios, otros despistados, pero todos en busca de algo, ya fuera inexplicable o profundo, que hiciera valioso el recorrido.

La transformación de Tom durante el trayecto, de un solitario malhumorado a un hombre que descubre un nuevo tipo de vida, fue lo que llevó a Sheen a sentir que Estevez había entendido perfectamente el significado real del Camino de Santiago. "Emilio halló la manera de hacer del viaje de Tom tanto una aventura física como una búsqueda espiritual", resumió.

Sheen dijo que trabajar tan cerca de su hijo también fue una revelación para él. "Hablando desde el punto de vista profesional, como un colega y no como un padre, creo que él es un tipo tan querido...", afirmó Sheen. "Es el único director con el que trabajé que dice cosas como «Acción, por favor» y «Corte, gracias». Es tan amable y respetuoso de su elenco y su equipo, que todos lo adoran. Como actor, él realmente te brinda la oportunidad de aceptar la total responsabilidad por tu personaje", elogió su orgulloso padres.

Sobre su personaje, explicó: "Tom comienza a entender que toda nuestra vida es un peregrinar. Se da cuenta de que, pese a que todos debemos transitar nuestros propios caminos, necesitamos de los otros. Comprende que es parte de una comunidad, que tiene responsabilidades para con ella y que tenemos la posibilidad de experimentar alegría y satisfacción en nuestras vidas. La belleza del guión es que llega a todo eso sin golpes bajos", aseguró.

La producción recibió la cooperación del gobierno español y de los pobladores locales, que les permitieron filmar el Camino de Santiago como nunca antes se lo ha visto en cine. "El Camino" se convertiría en el primer largometraje que obtuvo permiso para rodar dentro de la Catedral de Santiago de Compostela, una joya de estilo románico completada por primera vez en 1122 y punto de llegada oficial del Camino de Santiago.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario