Edición Impresa

El buque varado complica aún más la navegación en el Paraná

Se cumplen 11 días de tarea para poder sacar el barco, que permanece frente a Villa Gobernador Gálvez. Hay unos 90 cargueros parados.

Viernes 21 de Marzo de 2014

El buque de bandera chipriota que se encuentra varado en el kilómetro 408 del Paraná desde hace 11 días a la altura de Villa Gobernador Gálvez sigue en la misma situación, lo que agravó el problema de la navegación por el río, donde se contabilizaron unos 90 barcos parados.

La situación genera pérdidas millonarias, ya que tener demorado un buque tiene un costo de entre 20 mil y 25 mil dólares, tal cual explicó a La Capital Guillermo Wade, de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas.

La Prefectura Naval ordenó ayer, por cuestiones de seguridad, la interrupción de todo el tránsito mientras se realizaban las maniobras de alije (extracción de carga para alivianar la embarcación y subir la línea de flotación).

Las tareas se interrumpieron a las 17 de ayer, para dejar pasar a tres barcos, y luego se reanudaron las operaciones. "Esto lleva bastante tiempo; los remolcadores pararon los trabajos para cambiar los cabos de lugar y dejar pasar tres buques", contó Wade, quien observó unos 80 barcos parados aguas abajo de Villa Gobernador Gálvez, y otros diez aguas arriba.

El buque panamax Paraskevi está varado desde el 10 de este mes, y a medida que pasan los días la situación es más complicada para la navegación. Los remolcadores Ona Don Lorenzo y Tifón reanudaron ayer la tarea para intentar zafar al buque de su varadura.

Una vez retirado, el carguero será acompañado a un sitio seguro para la inspección de práctica y para determinar si se lo autoriza a navegar al fondeadero, donde volverá a recibir la carga extraída de las barcazas.

Tarea lenta. "Es una tarea lenta; no hay una estimación de cuándo se lo va a poder sacar", admitió Wade a este diario. Cuando se libere la zona del siniestro, se realizará un relevamiento del lecho del río para determinar con qué calado se permitirá el franqueo de los cargueros en el paso.

Cada vez que se permita la navegación, la prioridad la tendrán los buques cargados río arriba del lugar del siniestro, para descongestionar las radas, se explicó desde la Cámara de Actividades Portuarias. Así, podrán pasar sin restricciones los buques de hasta 120 metros de eslora y 6 de calado. En tanto, los buques de hasta 190 metros de eslora podrán hacerlo con un calado máximo de siete metros, más la altura del río en el puerto de Rosario, menos los 60 centímetros de margen de seguridad bajo la quilla.

El cruce por la zona deberá contar con la escolta de un remolcador de potencia adecuada y la maniobra sólo será permitida con luz diurna.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS