Edición Impresa

El bailarín Hernán Piquín presentó una versión de la vida de Freddie Mercury

Hernán Piquín, acompañado de Cecilia Figaredo, realizó una seguidilla de shows en el Auditorio Fundación, donde presentó su show "Freddie", una versión libre de la vida del fallecido astro el rock Freddie Mercury.

Martes 14 de Agosto de 2012

Hernán Piquín, acompañado de Cecilia Figaredo, realizó una seguidilla de shows en el Auditorio Fundación, donde presentó su show "Freddie", una versión libre de la vida del fallecido astro el rock Freddie Mercury. A través de una recorrida por 17 canciones de Queen, Piquín lució su virtuosismo pero apostó a más: la dramaturgia se fusionó con las melodías y los incesantes cambios de vestuario creando de este modo diversos climas. "The show must go on" fue la canción que musicalizó las imágenes de la repercusión de la muerte de Mercury en 1991. Luego, escenas desde su infancia en la africana Zanzíbar hasta la partida de esa ciudad y las imágenes del puerto se entrelazan con "Leaving on my own". Freddie emprende un nuevo camino, el musical. La aparición de Cecilia Figaredo, ovacionada por el público, fue un instante crucial en la obra, junto a Piquín danzaron "Love of my life", con cuerpo y alma y ya situados en Londres en 1970. El clima de romance se vió interrumpido por un séquito de nueve bailarines que pusieron la energía en "We will rock you" y un Freddie que se erigía en la estrella de rock más cautivante del momento. Fiel a su estilo, Piquín lució el icónico saco amarillo. Sin dudas, el momento de mayor intensidad fue cuando Freddie afirma su homosexualidad y la materializa con un marinero con quien danza incesante hasta despojarse mutuamente de casi toda la ropa, con "One year of love" y una escena erótica digna de admiración, pues la belleza estética de la desnudez de dos hombres en escena transmitió un alto contenido sexual. "Too much love will kill you" anunciaba el cercano final de la obra, con la llegada de la muerte a la escena, Freddie acostado en su majestuosa cama y su madre y su novio que lo acompañan en la etapa final. Danza con la muerte, y todo se vuelve cenizas. "We are the champions" marcaba el final del show con las cenizas de Freddie arrojadas al mar, quien emerge para bailar la coreografía final, ovacionada de pie por el público y que fue reprendido por Piquín quien expresó: "Pensé que habían entendido que no se podían sacar fotos hasta el saludo final". De este modo, la pasión y la armonía visual fue derramada paulatinamente en cada pieza, con movimientos exactos y figuras precisas, y así "Freddie", bajo la dirección de Ricardo Arauz, demostró una impecable puesta con 14 bailarines en escena.

El show continúa

Después de la seguidilla de shows en el Auditorio Fundación Astengo, el bailarín Hernán Piquín volverá a Rosario para brindar dos funciones más, el sábado 6 y el domingo 7 de octubre a las 21 en Auditorio Fundación. No cabe duda de que el espectáculo que relata la historia del líder de Queen, fue todo un éxito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario