Edición Impresa

El aumento del boleto ya genera cruces entre el municipio y la oposición

El Ejecutivo municipal advirtió que el atraso tarifario es de un peso e impacta en el servicio. Pero para los ediles justicialistas no hay margen político para otra suba en 2014.

Miércoles 17 de Septiembre de 2014

La polémica sobre un posible nuevo aumento del boleto del transporte urbano de pasajeros ya empezó a generar cruces entre el gobierno municipal y la oposición. En base al último estudio de costos del sistema, el Ejecutivo advirtió que el "atraso tarifario es casi de un peso por boleto y eso impacta en la prestación del servicio". La secretaria de Servicios Públicos, Clara García, reclamó a ediles y legisladores provinciales que busquen alternativas que generen recursos para los colectivos. Y el PJ rechazó la posibilidad de volver a incrementar la tarifa en lo que resta del año.

El debate se instaló a raíz del último estudio de costos del Ente de la Movilidad que arrojó una tarifa real de $5,28, frente a los 4,30 que pagan los pasajeros. Y en simultáneo apareció la amenaza del empresario Agustín Bermúdez, quien amagó con abandonar la concesión de Rosario Bus si no mejora la ecuación económica.

"Si no tenemos un análisis serio de las variables vamos a una situación económica muy difícil en la prestación de este servicio y de cualquier otro, porque los costos se calculan, pero no se asignan ingresos para solventarlos", lanzó García.

La secretaria de Servicios Públicos recordó que ciudades "más pequeñas que Rosario como Neuquén o Mendoza, que están todas cerca de cinco pesos. Es una realidad que el resto del país está ajustando", agregó.

Luego reclamó a los legisladores provinciales rosarinos que sancionen la reforma al reparto de la ley de obras menores, propuesta por la Gobernación, que sumaría recursos al sistema. "Lo que no podemos es negar una realidad, que es la inflación que lesiona la calidad de servicio", aseveró.

El concejal justicialista Osvaldo Miatello salió al cruce de un posible ajuste del boleto. "La posibilidad de aumento de tarifa está cerrada. Se aumentó en diciembre, se aumentó en abril, con lo cual no veo posibilidades ahora de otro incremento", afirmó.

Según Miatello, "habrá que explorar la posibilidad de distribuir mejor los subsidios o que la provincia decida involucrarse en el tema. No veo otra salida. No veo chances de que el Concejo discuta un aumento de tarifa en lo que queda del año".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo se quejó: "Lo único que falta es que ahora le echen la culpa a los diputados provinciales por el aumento del boleto".

Rubeo recordó que "la ley (de obras menores) fue sancionada por la Legislatura, pero el Ejecutivo cometió el error de vetarla" y enviar las observaciones al Senado y no a Diputados. "Esto no es responsabilidad nuestra", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario