Edición Impresa

El Angel en el cielo: a los 93 años falleció el maestro Barattucci

En 1957 logró la hazaña de ganar las ocho carreras del programa del Independencia, en una historia que quedará grabada para siempre en las retinas de la grey burrera.

Jueves 17 de Julio de 2014

El turf nacional recibió en las primeras horas de ayer un sacudón con la triste noticia del fallecimiento de Angel Oscar Barattucci. A los 93 años, el destino quiso que Don Angel corriera su última carrera en la tierra, ámbito donde desplegó a través de sus 56 años de actividad esa maestría para conducir un sangre pura. A fuerza de sacrificio, "Bara" fue forjando una historia que quedará grabada para siempre en las retinas de la grey burrera. Azuleño por nacimiento, pero rosarino por adopción, "Patita" realizó una notable campaña plagada de éxitos, superando las 3.500 victorias y cosechando 26 estadísticas (carreras ganadas en un año), 21 de manera consecutiva.

Pero el mayor logro, el que llevó a que su nombre cruzara las fronteras y llegara a la órbita mundial, lo concretó aquel sábado 15 de diciembre de 1957, cuando ganó las 8 competencias que conformaban el programa del Independencia, un récord que aún permanece vigente y que quedó registrada en el libro Guinness, marca que superó la que ostentaba el gran Irineo Leguisamo, quien había ganado siete.

Además, Barattucci logró también otro récord menos conocido como el de ganar 160 carreras en 1966 corriendo solamente los domingos. Pasó el tiempo y llegó el momento del retiro, a fines de 1989, cuando cruzaba el disco triunfal con la yegua Snow Festival. De ahí en más dirigió la Escuela de Aprendices de Rosario, donde volcó toda su sabiduría a los jóvenes látigos que emprendían la nueva y difícil profesión. Lo hizo hasta fines del 2000.

En agosto de 1995 el Concejo Municipal le brindó el merecido reconocimiento al nombrarlo Ciudadano Ilustre. El 20 de agosto de 2004 le agregó otra distinción a su extensa trayectoria, pasando a engrosar la lista de los Mayores Notables Argentinos, premio otorgado por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Para completar su notable palmarés y en homenaje a la epopeya lograda aquella tarde de 1957, en octubre de 2012 la Cámara de Diputados de la Nación estableció el 15 de diciembre de cada año como el Día del Jockey Profesional de Turf Argentino.

Adiós, Maestro...

“Casi me quedo sin correr la última”

Dentro de la inmensa cantidad de anécdotas que cosechó Don Angel surge quizás la más jugosa y ocurrió justo el día en el que Barattucci alcanzaba la gloria. “El protagonista fue mi amigo Nicoletti, que a su vez era compadre mío. Al hombre le gustaba jugar a las carreras y en la semana me preguntó si había alguna fija de todos los que iba a montar. Le contesté que todos estaban para jugar. Pero mi compadre se acostó a dormir la siesta y cuando vino al hipódromo yo ya había ganado cuatro y no quiso frenarme. Cuando llegó la última hablé con él para que convenciese a mi padre, ya que no quería correr a Modelado. Entonces habló y lo logró. Quiere decir que si no fuese por él, me quedaba con las 7 carreras igual que Leguisamo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS