Edición Impresa

El agresor de la base militar tenía problemas psicológicos

El soldado que mató a tres personas e hirió a 16 el miércoles en la base militar de Fort Hood, Texas, antes de suicidarse tenía problemas psicológicos que podrían ser la "causa subyacente" del...

Viernes 04 de Abril de 2014

El soldado que mató a tres personas e hirió a 16 el miércoles en la base militar de Fort Hood, Texas, antes de suicidarse tenía problemas psicológicos que podrían ser la "causa subyacente" del ataque, cuyo detonante parece que fue un "altercado verbal" con otros uniformados. El comandante de Fort Hood, teniente general Mark Milley, confirmó ayer además la identidad del presunto agresor. Se trata del soldado Iván López, de 34 años y de origen puertorriqueño, que en Fort Hood estaba destinado a un batallón como conductor de camiones.

La investigación sigue abierta, pero parece confirmarse que no hay ningún vínculo entre López y organizaciones terroristas, subrayó Milley. Según reveló, se sospecha que el tiroteo del miércoles podría haberse visto precedido por algún tipo de "altercado verbal" con uno o más soldados de la base, aunque el responsable de Fort Hood subrayó que no hay constancia de que el ataque estuviera dirigido contra alguna persona en particular. Lo que sí se confirma es que López sufría problemas psicológicos, aunque su gravedad no fue aún determinada.

Horas antes, el secretario del ejército, John McHugh, había revelado que el agresor de Fort Hood estaba bajo "tratamiento médico mental" por una serie de síntomas relacionados con "depresión, ansiedad y falta de sueño", para los cuales se le prescribieron algunos medicamentos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario