Edición Impresa

El ADN confirmó que el cuerpo hallado en Andino era el de Serra

Con el estudio genético se cierra un primer capítulo en la búsqueda del hombre que desapareció el 24 de octubre del año pasado. Salió a la luz el resultado del análisis que el juez notificará hoy a la familia. El abogado dice que esta semana será clave para la causa.  

Martes 17 de Septiembre de 2013

El Juzgado de Instrucción de la 11ª Nominación recibió ayer la confirmación de que los restos humanos encontrados hace casi tres meses en la comuna de Andino pertenecen, efectivamente, al comerciante rosarino de 38 años desaparecido en octubre pasado, Walter Serra. "Mañana (por hoy), a las 9, nos vamos a estar notificando en sede judicial junto a la madre y la esposa", adelantó el abogado que patrocina a la familia, Carlos Varela. Así, con los resultados del examen de ADN realizado con el aval de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que arrojaron un 99,24 por ciento de compatibilidad entre una pieza dentaria del cuerpo hallado y el perfil genético de la madre de Serra, Susana Paula Centeno, se cierra un primer capítulo en la investigación del paradero del comerciante. Habrá que esperar ahora para ver si la causa se recaratula como homicidio.

La dolorosa confirmación llegó el mismo día en que la esposa de Serra, Virginia Vignau, hizo público que la familia esperaba ansiosamente el resultado del estudio genético, ya que el 18 de agosto pasado se les había informado que aún faltaba terminarlo y que el proceso podría insumir otro mes.

Unas horas antes de que se conociera el dictamen de los análisis, y en diálogo con La Capital, la joven admitió estar convencida de que su esposo se encontraba muerto, pero al mismo tiempo lamentó "ni siquiera poder vivir el duelo" debido a la falta de confirmación oficial.

La mujer, madre de una nena que en noviembre próximo cumplirá tres años y que "todo el tiempo pregunta por su papá", arriesgó que "tarde o temprano" se impondrá el cambio de carátula, hasta ayer de averiguación de paradero, por el de "homicidio".

"Creo que es así, quizás sabían que él tenía plata encima y lo mataron", dijo. La mujer se inclinó por la posibilidad de que el o los asesinos de su esposo hayan utilizado un "arma blanca", habida cuenta de que los exámenes preliminares del cuerpo encontrado en Andino no mostraron signos de disparos ni de golpes.

Aun frente a esa hipótesis, sostuvo que lo peor desde la desaparición de su marido fueron "los interrogantes" y la "incertidumbre".

Definición. Pero poco antes del mediodía se conoció que el informe de Servicio de Huellas Digitales y Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, con firma del doctor Daniel Corach, finalmente había dado su veredicto: la pieza dental extraída del cadáver encontrado en Andino, al compararse con el perfil genético de la madre de Serra, confirmó la filiación en un porcentaje inequívoco del 99,24 por ciento.

Varela, quien se encontraba en Santa Fe, recibió un llamado desde el propio juzgado de Postma y adelantó que hoy se le notificará oficialmente a la familia. Algunas muestras se preservarán en el Instituto Médico Legal por si se necesitan nuevos estudios y el resto se entregará a la familia para darle sepultura.

El abogado también confió que esta será una "semana clave" para la causa, no sólo por el informe genético. "Se está haciendo un rastreo y entrecruzamiento de llamados telefónicos (realizados tanto en la zona de Rosario como de Andino, localidad donde apareció el cuerpo de Serra) que podría echar nueva luz sobre la investigación", anticipó.

Los resultados, que se conocerán en estos días, podrían llevar a una "ampliación" de declaraciones testimoniales ya tomadas a personas vinculadas con el "ámbito laboral" de Serra.

Varela no descartó, incluso, que el magistrado pueda ordenar alguna declaración indagatoria, es decir, bajo imputación.

Hay que recordar que la desaparición se produjo al mediodía del 24 de octubre pasado, en Córdoba y España, poco después de que Serra dejara a su esposa y a su hijita, por entonces de menos de dos años.

A partir de ese momento, nada más se supo de Walter. A las horas, su moto Honda Elite apareció en Jujuy al 1700 y un rastreo con perros de la policía sugirió que pudo haber subido a un vehículo, ya que las huellas se perdían en el cordón de la vereda de esa cuadra.

El misterio rodeó inicialmente el caso, aunque con el correr de los días las hipótesis comenzaron a centrarse sobre la actividad laboral de Serra, por un lado encargado del bar de Alvear y Córdoba, pero a la vez vinculado a la compra y venta de divisas y la comercialización ilegal de granos, actividad que el día de su desaparición lo habría llevado según dijo después su familia a retirar 20 mil dólares de la financiera de Rosental, en Córdoba 1441.

Hasta el 23 de junio nada más se supo. Ese día un par de pescadores encontraron restos óseos humanos en un descampado de Andino, a unos 200 metros del río Carcarañá.

Documentos y tarjetas de crédito a nombre del hombre desaparecido fueron la primera señal de que la búsqueda podía haber terminado. Y la muestra de ADN, ayer, lo confirmó: Walter Serra está muerto.

Nueva ronda de declaraciones

El abogado que representa a la madre de Walter Serra, Carlos Varela, no descartó ayer que entre quienes podrían ser llamados por el juez Hernán Postma para ampliar su declaración testimonial o incluso prestar indagatoria figure Gastón Conde, el hombre para que el que Serra trabajaba supuestamente llevando la contabilidad de operaciones con cereal en negro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS