Edición Impresa

El adiós del Gringo: Heinze anunció que dejará de jugar al final de esta temporada

Lo hizo a través de un comunicado en la página oficial de Newell's. "Lamentablemente, no puedo contra la realidad de mi cuerpo, que me plantea un partido que no encuentro forma de ganar", indicó.

Sábado 22 de Marzo de 2014

Gabriel Heinze anunció su despedida. El caudillo apretó su corazón y levantó su mano para avisar su adiós ante su gente. Con anticipación. Con conmovedora gratitud. El ídolo se sinceró ante el espejo, se entregó ante sus complicaciones físicas y envió la señal de cierre para su enorme carrera, repleta de títulos y clubes importantes. El Gringo utilizó ayer la página oficial de Newell's para hacer conocer su decisión de dejar el fútbol, a los 35 años. "Quiero contarles que al final de esta temporada no seré más jugador del club. Esta vez, lamentablemente, no puedo contra la realidad de mi cuerpo, que me plantea un partido que no encuentro forma de ganar". Esa frase resume las sensaciones que llevaron al defensor a ponerle punto final a su recorrido profesional.

Heinze, fiel a los valores que lo motivaron a regresar al Parque para cerrar su ciclo en el club que lo formó, adelantó que respetará sus compromisos y sus rúbricas. "Cumpliré lo firmado y honraré mi palabra", apuntó, dejando en claro que terminará de disputar este cuatrimestre junto a este plantel que está afrontando el torneo local y la Libertadores.

En el mismo comunicado (ver aparte), el zaguero pidió a las autoridades leprosas que destinen el dinero que resigna hacia las divisiones inferiores de la institución. Allí "siento que está el futuro de todos los que queremos a Newell's", destacó con énfasis.

Heinze debutó en 1997 en Newell's. Un año después pasó a Valladolid, donde inició una extensa y exitosa trayectoria en Europa, de las más importantes de la historia contemporánea de futbolistas argentinos. Ese trayecto comprendió Sporting de Lisboa, Paris Saint Germain, Manchester United, Real Madrid, Olympique de Marsella y Roma. En ese lapso consiguió 9 títulos.

A mediados de 2012 volvió al Newell's que lideraba el Tata Martino para ayudar al club con sus problemas de promedio y terminó festejando el título en el torneo Final 2013. Fue patrón y referente de un equipo que forjó un estilo propio y que hizo historia. Su aporte quedó grabado en el afecto eterno del hincha leproso.

Con la selección, disputó dos mundiales (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010). También jugó las Copas América 2004 y 2007 (dos subcampeonatos), la Copa Confederaciones 2005 (también fue segundo) y ganó la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Casi un año atrás, Heinze aseguró que "Newell's es mi lugar en el mundo". Hoy comienza a despedirse, prometiendo "fidelidad eterna como hincha". Un acto estremecedor, en un futbolista de su envergadura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS