Edición Impresa

El Acuario será una realidad para fines del próximo año

El moderno edificio ocupará 2.300 metros cuadrados y estará ubicado sobre una hectárea de parque, donde se reproducirá el ecosistema del río. Incluirá un Centro de Biotecnología Acuática.

Domingo 15 de Septiembre de 2013

En noviembre del 2014 quedaría inaugurado el Acuario Río Paraná, en Cordiviola y el Paseo Ribereño. El moderno edificio ocupará 2.300 metros cuadrados y estará ubicado sobre una hectárea de parque, donde se reproducirá el ecosistema del río. Incluirá un Centro de Biotecnología Acuática que permitirá conocer la diversidad del humedal. Asimismo, habrá piscinas prismáticas y cilíndricas elaboradas con acrílicos de última generación, donde se exhibirán las especies acuáticas nativas del Paraná en su hábitat.

"A través de este emprendimiento se busca dotar a Rosario de un nuevo atractivo turístico, y también desarrollar un proyecto científico tecnológico que permita rescatar la riqueza de uno de los ríos más largos y caudalosos del mundo, promoviendo la apertura al conocimiento y preservación de la fauna y flora autóctona de esta región. Este proyecto ayudará, tanto a chicos como a adultos, a saber sobre el Paraná, y la fauna ictícola de nuestro querido río", resaltó el gobernador Antonio Bonfatti, a la vez que consideró su concreción como "otro paso más en la recuperación de la costa para su uso público".

El Proyecto Acuario buscará integrar la ciudad con su entorno ribereño, ofreciendo nuevas oportunidades de recreación a la población mientras fomenta la investigación de las especies nativas del Paraná.

A su vez, el nuevo edificio incluirá mil metros cuadrados de laboratorios científicos destinados a estudiar las especies que pueblan el delta del Paraná. El objetivo primordial de este Centro de Biotecnología Acuática será conocer la diversidad del humedal, para planear la explotación sustentable de peces.

El grupo de expertos que trabajará en el Acuario ya se encuentra estudiando la identidad genética de más de un centenar de especies ictícolas que viven en el Paraná, mientras buscan métodos para cultivar las mejores variedades sin sobreexplotarlas.

La directora del laboratorio de Biotecnología Acuática del Instituto de Biología de Rosario (IBR), Silvia Arranz, destacó que "para respetar la diversidad del Paraná, primero hay que conocerla y el nuevo acuario tendrá esa misión".

"A diferencia de otros acuarios del mundo, el de Rosario no tendrá especies exóticas sino solamente las que habitan el Paraná, que son muchísimas más de las que cualquiera se imagina. De hecho —explicó Arranz— en esta cuenca hay unas 250 especies de peces, lo que ubica al ecosistema del río en el segundo lugar del ranking de diversidad acuática de América, superada sólo por el Amazonas".

Visitas. La Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación de Santa Fe calcula que unos 120 escolares visitarán cada día el Acuario. Este se convertirá, además, en un gran atractivo turístico para miles de visitantes que llegan a Rosario para conocer la peculiar flora y fauna del Paraná.

Mediante pantallas interactivas, los visitantes podrán acceder a información completa sobre las especies. También habrá una biblioteca única en el país sobre los peces del Paraná.

El Acuario fortalecerá el polo científico tecnológico que se viene consolidando en Rosario y estudiará la diversidad y las posibilidades de desarrollo sustentable del humedal del Paraná.

Las obras, iniciadas en 2011, culminarán en noviembre de 2014. En la actualidad, la estructura de hormigón, que demandó una inversión de 15 millones de pesos, registra un avance del 90 por ciento.

Científicos y pescadores. Una de las características diferenciales del Proyecto Acuario es que los científicos no trabajarán solos, sino que compartirán la investigación con la comunidad de pescadores y habitantes de las islas del río. "Ellos nos enseñan sobre los peces que conocen de toda la vida y nosotros sobre especies que tal vez no conocen pero podrían pescar con métodos innovadores", señaló Arranz.

Embarcadero. Y para fomentar la colaboración entre los científicos y los pobladores que viven de la pesca, el gobierno santafesino construyó un embarcadero para 70 lanchas en las cercanías del antiguo edificio de piscicultura, al este del parque Alem.

Allí se está levantando ahora el nuevo Acuario y se mudarán los laboratorios científicos rosarinos que estudian y crían las especies más conocidas del Paraná (pejerrey, sábalo, pacú, bagre).

La idea de la Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación santafesina es conservar y cultivar las especies ictícolas del Paraná al mismo tiempo que se promueve la antigua cadena de comercialización de pescado, que hoy monopolizan los grandes frigoríficos.

El acuario reunirá la investigación científica, la educación, la conservación ambiental y servicios a productores locales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS