Edición Impresa

El 63 por ciento de los chicos cree que el exceso de alcohol causa poco daño

Un estudio realizado en Rosario advierte sobre la baja percepción de las consecuencias. El 83 por ciento de los consultados en Rosario bebió por primera vez entre los 12 y los 18 años.

Domingo 06 de Enero de 2013

La Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) advierte que “el principal problema entre los jóvenes escolarizados es el consumo abusivo de alcohol” y así lo evidencian los resultados de un estudio realizado en Rosario durante el 2012. El informe no sólo apunta a la edad de inicio en el consumo, ubicada en el 86 por ciento de los adolescentes consultados entre los 12 y los 18 años, sino además a la baja percepción de los daños que produce en la salud, ya que el 63 por ciento considera que causa pocas o ninguna consecuencia.

   “Los problemas fundamentales son la ineficiencia del Estado a la hora de llevar adelante los controles, ya que ni siquiera se puede lograr que no se le venda alcohol a los menores, la idea culturalmente establecida que vincula el alcohol a la diversión, y el hecho de que se trata de una droga legal y por lo tanto, culturalmente aceptada”, señaló el diputado nacional por el GEN Fabián Peralta al presentar los resultados del estudio realizado por sus equipos técnicos.

   Pese a que la Argentina tiene aprobada desde 1997 la ley de lucha contra el alcohol (24.788), la normativa recién se reglamentó 12 años después y para el legislador “no ha logrado generar un sistema de control y menos una disminución en el consumo”. El diputado, que además ocupa la vicepresidencia de la comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico, consideró que “todo ese tiempo de demora de la reglamentación fue muy bien aprovechado por la industria del alcohol, que logró dos objetivos: profundizar el cambio de modelo de un estilo de consumo familiar con bebidas de menor graduación alcohólica a uno externo a la familia con bebidas más potentes, y cambiar el hábito de los adolescentes pasando del consumo de bebidas cola a la cerveza”.

Resultados. El estudio se llevó adelante entre 400 jóvenes, de 16 a 24 años, y señala que el 86 por ciento de los consultados probaron por primera vez bebidas alcohólicas entre los 12 y los 18 años. Sin embargo, poco más del 10 por ciento tuvieron su primer contacto ya a los 12 años y poco más del 25 por ciento lo hizo a los 15.

   Sin embargo, Peralta apuntó fundamentalmente a la baja percepción de los daños que provoca el consumo abusivo. De hecho, un 63 por ciento de los jóvenes encuestados consideró que las consecuencias en la salud son nulas o apenas pocas. “Este problema es particularmente grave porque no está asumido que el alcohol es una droga, legal, pero droga al fin”, indicó el legislador. E hizo hincapié en el hecho de que casi el 60 por ciento de los adolescentes aseguró tomar por el efecto de desinhibición. “Este quizás sea el problema más acentuado, porque está muy instalado en los jóvenes que si no toman no se pueden divertir”, advirtió Peralta.

Mundial. Lo cierto es que el consumo abusivo de alcohol lejos está de ser un problema local o nacional. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que “el consumo nocivo de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año”.

   A nivel nacional, la quinta Encuesta Nacional a Estudiantes de Enseñanza Media realizada en 2011 por el Sedronar reveló que “más de una cuarta parte de quienes tomaron bebidas alcohólicas en el último mes reconoce haberse emborrachado o haber tomado en exceso en una misma salida u ocasión”, y añade que “si bien este problema aparece con mayor frecuencia entre los varones, también ocurre en magnitudes importantes entre las mujeres, lo que favorece situaciones de violencia, accidentes, intoxicaciones y descontrol en el cuidado de la salud”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS