Edición Impresa

Egipto: las FFAA lanzan a su jefe de candidato

Abdel Fattah Al Sisi, ministro de Defensa y verdadero hombre fuerte del régimen, fue "bendecido" por la cúpula militar.

Martes 28 de Enero de 2014

La cúpula militar egipcia autorizó la candidatura a presidente del jefe del ejército y ministro de Defensa, Abdel Fattah Al Sisi, artífice del golpe de Estado que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi y hombre fuerte de Egipto. Se cree que la candidatura del militar arrasaría en las futuras elecciones.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas mostró también su apoyo al retiro de Al Sisi del ejército, paso que se hará necesario si el actual ministro de Defensa presenta oficialmente su candidatura. En una declaración de audio emitida por la televisión estatal, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas indicó que "sólo puede respetar el deseo del gran pueblo de Egipto para la candidatura del general Abdel Fattah Al Sisi, lo que considera como un mandato y una obligación". El Consejo agregó que Al Sisi debería actuar "de acuerdo con su conciencia nacional y soportar la responsabilidad a la que fue llamado".

Poco antes del anuncio de la cúpula militar, el presidente interino, Adli Mansur, promovió a Al Sisi al rango de mariscal, el más alto en las fuerzas armadas, lo que los analistas consideraron un último honor en el campo militar antes de pasar a retiro e iniciar una carrera política.

El ascenso y el anuncio se sumaron a los actos de las últimas semanas, en los que miles de personas pidieron la candidatura del actual ministro de Defensa, y al anuncio del domingo del gobierno de adelantar las elecciones presidenciales para realizarlas antes que las legislativas.

La agencia Mena informó que Al Sisi podría anunciar su decisión en las próximas horas, pese a que la inscripción de las candidaturas recién el 18 de febrero. Hasta hace seis meses, el ahora mariscal no era un hombre conocido por la mayoría de los egipcios. Pero la noche del golpe de Estado lo convirtió en el nuevo hombre fuerte del país.

Por otra parte, el viceprimer ministro egipcio, Ziad Bahaa Eddin, anunció su dimisión del Ejecutivo interino para "retormar su actividad política, de partido y legal fuera del gobierno".

Al Sisi todavía no se postuló como candidato, pero a principios de mes afirmó: "Si me presento, será tras las demandas del pueblo y el mandato del ejército". Decenas de miles de personas se reunieron en el centro de El Cairo el sábado pasado, en el tercer aniversario de la rebelión de 2011 que derrocó al presidente Mubarak, y presionaron a Al Sisi para que se candidatee a la presidencia.

En Egipto tendrán que celebrarse elecciones presidenciales en los próximos 90 días, aunque todavía no se estableció una fecha. Desde el derrocamiento de Mursi, Al Sisi es el verdadero hombre fuerte de Egipto. De acuerdo con la Constitución, no pueden postularse a la presidencia miembros de las fuerzas militares o policiales. Se cree que Al Sisi también abandonará pronto su cargo de ministro de Defensa en el gobierno de transición para poder presentar su candidatura.

Desde la caída de Mursi, Al Sisi es glorificado como una figura de culto, en parte por el autoritarismo y la marcada ineficiencia atribuidas al gobierno de Mursi y también gracias a los medios masivos, que lo ensalzan y le evitan toda crítica. Los egipcios aprobaron a mediados de mes una nueva Constitución que allana el camino para las nuevas elecciones.

Seguro ganador.Si Al Sisi se presenta finalmente, se espera que arrase en las elecciones. Por ahora, no forma parte de ningún partido. Cuenta con el apoyo de partidos nacionalistas, de izquierdas y liberales, los medios de comunicación y las empresas que crecieron en tiempos de Mubarak, derrocado en 2011. Pese a haber sido el jefe de inteligencia militar de Mubarak, Al Sisi es visto por millones de egipcios como el representante de la "transición" y defensor de un Estado laico. El 3 de julio pasado el veterano oficial de 59 años arrestó y derrocó al presidente democráticamente electo, el islamista Mursi, y le prometió a los millones de egipcios que pedían un cambio en la calle una "transición democrática" y un retorno a las aspiraciones del levantamiento popular que terminó con Mubarak.

La fuerza de Mursi, los Hermanos Musulmanes, fueron declarados una "asociación terrorista". Sus líderes y miles de sus militantes se encuentran en prisión. Sus protestas son duramente reprimidas, muchas veces dejando muertos. Esto último ocurrió el sábado, cuando se conmemoró el tercer aniversario de la caída de Mubarak. Hubo 62 muertos entre los islamistas.

Al Jazeera, en la mira del régimen

El canal de Qatar Al Jazeera, muy crítico con el régimen militar egipcio, denuncia en su página web el continuo maltrato y arrestos que sufren sus periodistas en Egipto. "Nuestros periodistas se han vuelto el objetivo de una creciente campaña de hostigamiento y abusos" denuncia la cadena. Cita, entre muchos, el caso de su cameraman Mohammad Farhat, quien fue brutalmente golpeado por pandillas del gobierno y estuvo 2 semanas en terapia intensiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS