Edición Impresa

EEUU y México refuerzan su alianza contra el crimen organizado

Los gobiernos de México y Estados Unidos se comprometieron ayer a trabajar con un "renovado enfoque de colaboración para la seguridad" que permita reducir la violencia que padecen los...

Viernes 03 de Mayo de 2013

Los gobiernos de México y Estados Unidos se comprometieron ayer a trabajar con un "renovado enfoque de colaboración para la seguridad" que permita reducir la violencia que padecen los mexicanos, y lanzaron un mecanismo de diálogo de alto nivel para asuntos económicos. durante la reunión que sostuvieron en Ciudad de México los presidentes Enrique Peña Nieto y Barack Obama.

Durante el encuentro, Peña Nieto refirió la "importancia de asegurar un México en paz" y Obama reiteró el apoyo de Estados Unidos a los esfuerzos que realiza México en este sentido, así como a su transición hacia un sistema de Justicia acusatorio que sea "transparente, efectivo y eficiente". "Los presidentes enfatizaron la importancia de continuar actuando contra la delincuencia organizada trasnacional, de realizar mayores esfuerzos contra los flujos financieros ilegales y de tráfico de armas, así como en medidas para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias", señaló una declaración conjunta.

México registra en la actualidad altos índices de violencia e inseguridad, a causa principalmente de la guerra que libran bandas del narcotráfico y del crimen organizado por el control territorial y de actividades ilícitas, que en los últimos años ha dejado más de 70.000 muertos y afecta la frontera común. Desde hace varios años ambos países norteamericanos trabajan de manera conjunta para combatir el narcotráfico y los grupos delincuenciales en el marco del programa Iniciativa Mérida.

Indocumentados. Además del tema de seguridad, que en los últimos años ha dominado la agenda bilateral, los presidentes dialogaron sobre la reforma migratoria presentada por el gobierno de Obama al Senado estadounidense. Obama ratificó su compromiso con la reforma "que reconozca las extraordinarias aportaciones de los migrantes, incluyendo generaciones de migrantes provenientes de México, para hacer de Estados Unidos una nación fuerte y vibrante". "Ahora es el momento de lograr una reforma migratoria amplia", señaló Obama. "No contiene todo lo que quiero y sospecho que la legislación final no contendrá todo lo que yo quiero", agregó, pero se trata de "un buen inicio". En Estados Unidos viven unos seis millones de mexicanos indocumentados, que son más de la mitad de los que hay en ese país. De su lado, Peña Nieto reconoció los esfuerzos de su par estadounidense para promover el tema y reafirmó el compromiso de su gobierno "de apoyar el bienestar de los mexicanos en el exterior".

El primer encuentro oficial entre los gobernantes se centró en temas como la competitividad económica, seguridad ciudadana, los vínculos entre ambas sociedades, así como la importancia del liderazgo de ambas naciones en temas regionales y globales. A nivel económico los presidentes resaltaron el hecho de que el comercio bilateral registró casi 500.000 millones de dólares en 2012 y manifestaron la necesidad de "seguir forjando una relación económica cercana y productiva que aumente la competitividad de sus naciones y crear mayores oportunidades de comercio e inversión".

Establecieron además un "diálogo económico de alto nivel" a nivel ministerial, que tendrá su primera reunión este año y se concentrará en promover la competitividad, productividad y conectividad, el crecimiento económico, la innovación, así como su liderazgo a nivel global. Ambos mandatarios igualmente resaltaron la conclusión de la negociación del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, que afirmaron "fortalece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte" (Alca), y se comprometieron a trabajar de manera conjunta con Canadá para convertir a América del Norte "en la región más dinámica y competitiva del mundo".

Proyectos fronterizos. Los presidentes también se comprometieron a trabajar por una frontera compartida "segura y eficiente". Los gobiernos buscarán "brindar apoyo a proyectos e iniciativas claves que mejoren la infraestructura, impulsen esfuerzos de las comunidades locales, faciliten el flujo seguro y legítimo de comercio y personas e incrementen la cooperación para el cumplimiento de las leyes a lo largo de la frontera". México y Estados Unidos igualmente establecerán un foro bilateral sobre educación superior, innovación e investigación, que se reunirá este año. Esta es la cuarta vez que Obama visita México desde su toma de posesión en 2009, pero el primer encuentro oficial con Peña Nieto desde que asumió la presidencia mexicana, aunque se vieron en noviembre en Washington en vísperas de la juramentación en México. La gira de Obama seguirá en Costa Rica donde se reunirá con la presidenta Laura Chinchilla Miranda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS