Edición Impresa

EEUU y Brasil estrechan relaciones y se disponen a liderar la región

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, alentó ayer a Brasil a abrir más su economía para estar a la par de las tendencias mundiales de libre comercio, al inicio de una visita que busca...

Jueves 30 de Mayo de 2013

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, alentó ayer a Brasil a abrir más su economía para estar a la par de las tendencias mundiales de libre comercio, al inicio de una visita que busca incentivar los negocios entre las dos mayores economías del continente.

Gran parte del futuro de la relación con Estados Unidos dependerá de que Brasil -cuya economía sigue relativamente protegida por las altas tarifas y otras barreras- pueda facilitar el comercio, dijo Biden durante un discurso a autoridades locales y líderes empresariales en Río de Janeiro.

Biden, quien citó los esfuerzos de Washington para profundizar los lazos comerciales y de inversión con China, Europa y economías de rápido crecimiento en la costa pacífico de América Latina, instó a Brasil a no quedarse atrás. "Depende de Brasil decidir si sigue este camino y aprovecha las oportunidades", sostuvo Biden.

Biden elogió la expansión económica y los programas sociales que en la última década han sacado a 40 millones de brasileños de la pobreza. Ese triunfo es un modelo para los países en desarrollo que siguen luchando con "la falsa elección" entre políticas amigables con las empresas y prácticas sociales progresivas, destacó. "Ustedes han demostrado que no hay necesidad de elegir entre una economía basada en el mercado y políticas sociales inteligentes", señaló.

Brasil, la séptima mayor economía del mundo, está repuntando lentamente desde una desaceleración de dos años tras una década de crecimiento. Brasilia busca una mayor influencia en Estados Unidos y otras grandes potencias a las que considera cada vez más como sus pares.

Tras diferencias en los gobiernos previos en asuntos como comercio y políticas sobre Medio Oriente, Rousseff y su par estadounidense, Barack Obama, han fraguado lazos con expectativas de que los países puedan convertirse en mercados cada vez más importantes mutuamente.

Sin embargo, Rousseff ha sido una abierta crítica del relajamiento de la política monetaria estadounidense, la que cree que perjudica a Brasil al fortalecer su divisa y restarle competitividad a sus productos en el exterior.

Visita de Estado. Dilma realizará en octubre una visita de Estado a Washington, la única de este tipo prevista para este año en la capital estadounidense, anunció ayer en Río el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Desde Washington, la Casa Blanca confirmó rápidamente el anuncio del número dos estadounidense y reveló que la visita, que tendrá lugar el 23 de octubre, incluirá una cena de Estado, uno de los máximos -y raros- honores que se concede a un mandatario extranjero.

Si bien ya se había confirmado hace casi diez días -durante la visita del canciller Antonio Patriota a Washington- que Rousseff estaba invitada a la Casa Blanca en octubre, hasta ahora no se había confirmado la entidad que se le concederá a este encuentro.

En el discurso pronunciado ante empresarios, Biden explicó ayer que la decisión de elevar la visita de Rousseff al más alto nivel existente en relaciones diplomáticas bilaterales refleja el deseo del gobierno de Barack Obama de iniciar "una nueva era" en las relaciones con el gigante sudamericano.

El único gobernante brasileño en realizar una visita de Estado a Washington hasta ahora fue Fernando Henrique Cardoso en abril de 1995, pocos meses después de asumir la presidencia, que ejerció hasta diciembre de 2002. Obama, por su parte, visitó Brasil en marzo de 2011, en su primera gira latinoamericana, que también lo llevó a El Salvador y a Chile.

Según dijo la Casa Blanca en un comunicado, la esperanza de Obama es que en su nuevo encuentro en octubre con Rousseff, ambos mandatarios "destaquen la importancia de ampliar el diálogo y la cooperación entre Estados Unidos y Brasil", así como los "profundos lazos culturales y de amistad" que existen entre ambos pueblos. Otro objetivo de Obama es materializar la visión de Brasil como un creciente "socio hemisférico y global" de Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS