Edición Impresa

EEUU, de nuevo al borde del "cierre" del Estado

A fin de mes vence el presupuesto. Los republicanos ofrecen una prórroga, pero a cambio de dejar sin fondos a la reforma de la salud.

Sábado 21 de Septiembre de 2013

Estados Unidos dio un paso más hacia el temido cierre del Estado por falta de fondos, tras la aprobación en la Cámara de Representantes dominada por la oposición republicana de una partida presupuestaria que los demócratas del presidente Barack Obama ya han prometido vetar. La propuesta prevé proporcionar fondos suficientes al Estado, que se aboca a quedarse sin fondos en poco más de una semana, para poder afrontar sus gastos hasta el 15 de diciembre. Pero a condición de retirar toda la financiación a la reforma sanitaria de Obama, su programa estrella conocido como "Obamacare", y cuya principal fase debe entrar en vigor el 1º de octubre. Los demócratas ya han dejado claro que no permitirán que pase esa cláusula.

La Cámara baja aprobó la propuesta con 230 votos a favor y 189 en contra. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, calificó el resultado como una "victoria del sentido común. Los estadounidenses no quieren que el gobierno cierre y no quieren el Obamacare". El presidente acusó a la oposición de realizar acciones que son "el colmo de la irresponsabilidad" y que amenazan con convertir al país en una "república bananera".

Los observadores coinciden en que la iniciativa, tal como está formulada, está condenada al fracaso, puesto que los demócratas que dominan el Senado no la aprobarán, y además la Casa Blanca amenaza con vetarla. El problema del "cierre del gobierno" queda de este modo sin resolver, ya que el año fiscal acaba el 30 de septiembre y el Estado corre el riesgo de quedarse sin dinero para sus gastos. Una posible salida es que a su paso por el Senado, la iniciativa pierda la regla que deja sin fondos a la ley de salud de Obama. Pero esto llevaría a su vuelta a la Cámara de Representantes. Y los republicanos se verían ante la disyuntiva de volver a ver fracasar su intento de acabar con la reforma sanitaria de Obama o cargar con la culpa ante la opinión pública porque el gobierno entre en impago, con las graves implicaciones económicas que tendría para el país.

Obama instó al Congreso a aprobar el presupuesto para evitar la falta de fondos y también, como segundo paso apremiante, sancionar un nuevo aumento del "techo de la deuda". para que el país no caiga en impagos a nivel internacional, otra de las amenazas inminentes que afronta su gobierno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS