Edición Impresa

EEUU envió misiles defensivos a su base de Guam ante las amenazas norcoreanas

Estados Unidos llevó ayer a la práctica la definición de su secretario de Defensa, Chuck Hagel, de que las amenazas de Corea del Norte son un peligro "real y claro", y anunció la instalación de...

Jueves 04 de Abril de 2013

Estados Unidos llevó ayer a la práctica la definición de su secretario de Defensa, Chuck Hagel, de que las amenazas de Corea del Norte son un peligro "real y claro", y anunció la instalación de un sistema antimisiles en su base del Pacífico de Guam, que se agrega a los dos destructores que ya sumó a su flota en la región. El Departamento de Defensa informó que en las próximas semanas se instalará un sistema de protección antimisiles en Guam, posesión estadounidense que se encuentra dentro del rango de alcance eventual de los misiles norcoreanos.

Un par de horas después del anuncio estadounidense, el ejército norcoreano recibió el "vía libre definitivo" para autorizar un ataque nuclear contra las bases norteamericanas, según informó la agencia norcoreana KCNA. "Nadie puede decir si una guerra estallará o no en Corea y si estallará hoy o mañana. El momento de la explosión se está avecinando, rápidamente", agregó KCNA.

Pyongyang ratificó un posible ataque debido a los despliegues militares de Washington en torno a la Península de Corea que afirmó eran el preludio de un posible ataque nuclear contra Corea del Norte. Washington ha sido informado del posible ataque norcoreano, dijo un portavoz de su ejército en un comunicado. No estaba claro cómo se entregó tal advertencia, ya que Norcorea no tiene relaciones diplomáticas con Washington.

Antes de conocerse la declaración de la agencia de noticias norcoreana, el Pentágono había definido la decisión como "una medida de precaución para fortalecer nuestra posición de defensa contra la amenaza regional de misiles balísticos de Corea del Norte". Estados Unidos urgió al líder norcoreano, Kim Jong-un, a que cesen las "amenazas provocadoras". También le exigió que elija el camino de la paz "cumpliendo sus obligaciones internacionales".

Al respecto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, aseguró ayer que las amenazas de Corea del Norte representan un peligro "real y claro" para los intereses de Estados Unidos y aliados como Corea del Sur y Japón. Hagel advirtió acerca del peligro de estar equivocado sobre la seriedad de estas amenazas: "Sólo es necesario equivocarse una vez, y no quiero ser el secretario de Defensa que se equivocó una vez", afirmó.

Corea del Norte ya había amenazado anteriormente con un ataque nuclear contra Estados Unidos y ofensivas con misiles contra sus bases en el pacífico, incluida Guam, un territorio estadounidense en el Pacífico. Aquellas amenazas se dieron después de que la ONU le impuso nuevas sanciones por realizar una tercera prueba nuclear en febrero.

Ultima conexión con el Sur. Corea del Norte negó ayer temprano el ingreso de trabajadores surcoreanos al complejo industrial conjunto que gestiona con Corea del Sur en la ciudad fronteriza de Kaesong, en territorio norcoreano, y cortó así la última conexión con su vecino del sur, según informó el gobierno surcoreano. El Ministerio de Reunificación surcoreano dijo que el gobierno comunista norcoreano sólo autorizó la salida a los más de 860 surcoreanos que se encontraban en el complejo.

Según informes oficiales, hasta el momento habían salido de la zona 33 trabajadores surcoreanos. Desde el Ministerio de Reunificación de Seúl se instó al régimen comunista de Pyongyang a levantar de inmediato la prohibición de acceder al complejo de Kaesong, el único proyecto de cooperación económica entre los dos países existente en la actualidad.

En él trabajan unos 50.000 norcoreanos para 123 empresas surcoreanas, instaladas allí en parte debido a los bajos salarios. De cualquier forma, si no se permite el ingreso de las materias primas necesarias para la producción de las empresas surcoreanas, el cierre de Kaesong sería inevitable. En el complejo se producen, entre otros, textiles, vestimenta, electrodomésticos y autopartes. El año pasado en Kaesong se produjeron bienes por un valor de alrededor de 470 millones de dólares.

El ministro de Defensa surcoreano, Kim Kwan-jin, afirmó ayer que el país estudiaría todas las opciones, incluido el uso de la fuerza, si sus trabajadores fueran retenidos en el parque industrial de Kaesong.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS