Edición Impresa

EEUU bombardeó Siria: 70 yihadistas muertos

Obama destacó el apoyo de varios países árabes en la lucha contra los terroristas de EI. Rusia e Irán calificaron de ilegal la ofensiva militar.

Miércoles 24 de Septiembre de 2014

Estados Unidos y sus aliados árabes bombardearon Siria por primera vez ayer, provocando la muerte de decenas de combatientes del Estado Islámico (EI) y miembros de un grupo separado vinculado a Al Qaeda, lo que abre un nuevo frente contra los militantes al sumarse a la guerra civil siria de tres años. En un cambio notable de alianzas en Medio Oriente, los ataques no encontraron objeción —sino incluso señales de aprobación táctica— del gobierno sirio del presidente Bashar Assad, que dijo que Washington lo había notificado antes.

El Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) dijo que Arabia Saudita, los Emiratos Arabes Unidos, Jordania, Qatar y Bahréin participaron o dieron apoyo a los ataques contra objetivos del Estado Islámico. Todos son países hostiles a Assad, pero ahora temen a los combatientes que han surgido de la rebelión contra el gobierno sirio y a los que otrora ellos respaldaron.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró ayer en un discurso televisado que Estados Unidos no está solo en la lucha contra el grupo terrorista EI y se mostró "orgulloso de estar hombro con hombro" con sus aliados árabes, con los que inició en la madrugada los ataques aéreos en Siria contra el enemigo común. "Una vez más, debe quedar claro para cualquiera que conspire contra Estados Unidos y dañe a los estadounidenses que no toleraremos los refugios de terroristas que amenazan a nuestra gente", dijo Obama antes de dejar la Casa Blanca para asistir a la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Aviones de guerra y barcos con misiles crucero Tomahawk atacaron a "combatientes, centros de entrenamiento, oficinas centrales e instalaciones de comando y control, de almacenamiento, un centro de financiamiento, de suministro de camiones y vehículos armados", dijo CENTCOM. Washington también dijo que fuerzas estadounidenses habían actuado solas para lanzar ocho ataques en otras áreas de Siria contra el Grupo Khorasan, una unidad de Al Qaeda que Estados Unidos describió en los últimos días como una amenaza similar a la del EI.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que monitorea la guerra en Siria, dijo que al menos 70 combatientes islamistas murieron en ataques que impactaron al menos 50 objetivos en las provincias de Raqqa, Deir al-Zor y Hassakah. Agregó que al menos 20 combatientes yihadistas y ocho civiles murieron en ataques contra el Frente Nusra, afiliado de Al Qaeda, en las norteñas provincias de Aleppo e Idlib, aparentemente refiriéndose a los ataques que los estadounidenses dijeron que apuntaron a Khorasan. El Observatorio dijo que la mayoría de los combatientes muertos no eran sirios.

Los ataques aéreos cumplen con la promesa de Obama de atacar el EI en Siria, un grupo sunita que ha tomado partes de Siria e Irak, asesinando a prisioneros y ordenando a los shiítas y no musulmanes que se conviertan si no quieren morir. Funcionarios estadounidenses dijeron bajo condición de anonimato que Washington y sus aliados árabes realizarán una campaña aérea persistente en Siria.

En una señal de cómo el Estado Islámico ha borrado las líneas de conflicto, el gobierno sirio dijo que Washington le había informado horas antes de los ataques con una carta del Secretario de Estado, John Kerry, enviada a través de su par iraquí. Un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores sirio se abstuvo de criticar la acción liderada por Estados Unidos.

Irán y Rusia, en tanto, cuestionaron los ataques de Estados Unidos y sus aliados en Siria y los consideraron una violación del derecho internacional. "La lucha contra el terrorismo no puede servir como excusa para violar la integridad territorial de un país", señaló el viceministro del Exterior iraní, Amir Abdullahian. El funcionario dijo asimismo que los estadounidenses no pueden hacer frente al terrorismo con "aventuras de acción al estilo de Hollywood". En Irak, Irán apoya a los kurdos en su lucha contra el EI suministrándoles armas. El Ministerio del Exterior ruso consideró que no es suficiente "notificar" a los países afectados por los ataques. "Se necesita una clara aprobación del gobierno sirio o una decisión del Consejo de Seguridad", indicó.

Segundo video de rehén inglés

EI publicó ayer un segundo video propagandístico de uno de sus rehenes en Siria, el periodista británico John Cantlie, en el que se critica la ofensiva de Estados Unidos y sus aliados. En la grabación, de 5 minutos y medio de duración, Cantlie se presenta como “el ciudadano británico abandonado por su gobierno y prisionero durante largo tiempo de los islamistas”, en un simulacro de programa de televisión de los yihadistas de varias entregas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario