Edición Impresa

EEUU anuncia medidas para evitar el espionaje informático desde China

La Casa Blanca dijo ayer que aumentará la presión diplomática y estudiaría si se necesitan leyes y sanciones más severas para detener una ola de robos de secretos comerciales desde China...

Jueves 21 de Febrero de 2013

La Casa Blanca dijo ayer que aumentará la presión diplomática y estudiaría si se necesitan leyes y sanciones más severas para detener una ola de robos de secretos comerciales desde China y otros países, una estrategia que ofrece pocas ideas nuevas para lidiar con la amenaza. "El robo de secretos comerciales amenaza a las compañías estadounidenses, socava la seguridad nacional y pone en riesgo la seguridad de la economía. Estos actos también perjudican el panorama de las exportaciones de Estados Unidos en todo el mundo y ponen en riesgo los empleos de los estadounidenses", dijo el reporte del gobierno de Barack Obama.

El documento no nombró específicamente a ningún país como principal culpable, pero incluyó una lista de más de una decena de casos de robos de secretos comerciales por parte de compañías o individuos chinos, mucho más que cualquier otro país mencionado en el reporte. Entre las corporaciones víctimas de robo por parte de China aparecen mencionadas General Motors, Ford, DuPont, Dow Chemical y Cargill.

Unidad secreta. El gobierno chino negó estar involucrado en los ataques cibernéticos citados en el análisis de una empresa de seguridad cibernética, Mandiant Corp., que detalla incursiones a más de 140 compañías. Ayer, el ministerio de Defensa de China dijo que el informe tiene errores graves. Mandiant, con sede en Virginia, reveló el lunes infinidad de detalles que vincularon a una unidad militar secreta china en Shanghai con años de intrusiones y ataques cibernéticos a compañías estadounidenses. La empresa concluyó que los ataques pueden vincularse con la Unidad 61398 del Ejército Popular de Liberación de China. Los expertos militares creen que la unidad forma parte del comando cibernético del ejército chino, que a su vez está bajo la autoridad directa del Departamento General de Personal, la versión china del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos. Como tal, sus actividades probablemente tendrían la autorización de los niveles más altos de las fuerzas armadas chinas.

El informe de Mandiant, que provee detalles sobre tres de los presuntos ciberintrusos y fotografías de uno de los edificios de la unidad militar china en Shanghai, hizo público lo que las autoridades estadounidenses han dicho menos públicamente durante años. Y también incrementa la presión sobre la Casa Blanca para que actúe más enérgicamente contra los chinos frente a lo que según los expertos han sido años de espionaje sistemático.

Pekín niega. Al negar su participación en los ciberataques, el ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que el país asiático también ha sido víctima de piratas informáticos, algunos de los cuales han sido rastreados y localizados en Estados Unidos. El portavoz de la Cancillería china, Hong Lei, citó un informe de un organismo dependiente del Ministerio de Tecnologías de la Información e Industria que dijo que tan sólo en 2012 los hackers extranjeros utilizaron virus y otro software malicioso para tomar el control de unos 1.400 computadores y 38.000 cibersitios en China.

Los expertos de seguridad cibernética dicen que las autoridades estadounidenses no llevan a cabo ataques similares ni roban datos de las empresas chinas, pero reconocen que los servicios de inteligencia espían a otros países rutinariamente, entre ellos China. En su informe, Mandiant dijo que rastreó los ataques hasta un vecindario en las afueras de Shanghai donde hay un edificio de 12 pisos operado por la Unidad 61398 del ejército chino. Mandiant dijo que sólo hay dos conclusiones viables sobre la participación de los militares chinos en los ciberataques: o la Unidad 61398 es la responsable de las persistentes agresiones, o éstas son realizadas por una organización secreta de chinos con acceso directo a la infraestructura de telecomunicaciones de Shanghai, quienes impulsan una campaña de espionaje de varios años justo frente a las puertas de la unidad militar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS