Edición Impresa

Economistas partidarios proponen lucha gradual para combatir la inflación

Asesores económicos de Scioli, Massa, Macri y Unen debatieron la idea. Coincidieron en señalar que desacelerar los precios será su objetivo principal, pero alertaron que llevará tiempo.

Sábado 25 de Octubre de 2014

Economistas que asesoran a los principales precandidatos presidenciales coincidieron ayer en la necesidad de bajar la inflación y promover las inversiones en el país, y reconocieron que el intento de desacelerar precios deberá hacerse en forma gradual para evitar una crisis, en un debate en el 50º Coloquio Anual de Idea.

Miguel Bein, uno de los principales asesores del gobernador Daniel Scioli, consideró que al próximo gobierno le puede llevar "cuatro años bajar la inflación a un digito" y advirtió que la estrategia a aplicar debe ser "gradual", para evitar un "costo social" muy alto.

"Si estamos en un 34 por ciento de inflación anual, no podemos bajar en poco tiempo a un dígito porque en el medio seguro queda alguien descolgado y el costo puede ser muy alto", sostuvo.

También planteó la necesidad de "asumir un compromiso de precios y actuar sobre una política monetaria que defienda el valor del peso y construya una moneda nacional fuerte".

Sobre la política económica, Bein advirtió que ningún gobierno en su último año de gestión le va a "regalar competitividad y rentabilidad para la inversión" al que sigue, más allá de que sean candidatos del mismo sesgo político de la administración en el poder.

Massismo. Por su parte, el economista del Frente Renovador Ricardo Delgado consideró que bajar la inflación es un objetivo prioritario y pidió "recuperar el Indec".

A la hora de explicar cómo se atacaría el tema de la inflación, Delgado habló de una resolución "gradual", pero la enmarcó en un proceso de "no más de dos años".

También planteó la necesidad de resolver el gasto público "lanzado este año en forma increíble" y solucionar el estado de un Banco Central que está "a un paso de la quiebra".

Macrismo. En tanto, el ministro de Desarrollo Económico porteño y presidente de la Fundación Pensar, Francisco Cabrera, sostuvo que "mientras haya estos niveles de inflación las empresas no van a poder dedicarse a la competitividad y a innovar, ya que están preocupados por no perder capital", y agregó que "ese y el problema impositivo son prioritarios".

Con respecto a la política de subsidios, el economista sostuvo que "el 30 por ciento de se pueden bajar, por ejemplo los de energía, realizando las inversiones necesarias".

Unen. En tanto, el ex presidente del Banco Central Javier González Fraga advirtió que "el atraso cambiario no es producto de una decisión económica sino de una vocación política totalitaria de quedarse en el poder 50 años" y alertó que "esa es la tentación que hay que evitar".

El economista, vinculado a Unen, pidió "evitar dos tentaciones, que tienen los que integran la mesa de los presidenciables, la de un shock liberal ortodoxo, que es lo que quiere la presidenta que hagas, es la trampa, para que hagas ajuste y pierdas en el 2017".

"Hay que eliminar las retenciones a las economías regionales, bajárselas a la soja, hay que actualizar la escala de ganancias para la clase media, incrementar la coparticipación que va a las provincias, tener metas claras, luchas contra la evasión y contra la elusión de impuestos, tenemos mucho impuesto a las transacciones, un IVA demasiado alto para nuestra cultura impositiva, y tenemos bajos los impuestos patrimoniales", sostuvo el ex presidente del Banco Central.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario