Edición Impresa

Duro cruce en el Concejo por los permisos de obras

Fue en la comisión de Planeamiento a raíz de la denuncia contra la Municipalidad por la altura de una torre de Rondeau y Juan B. Justo.

Martes 03 de Septiembre de 2013

Después de que el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, insinuara que la concejala Fernanda Gigliani (Partido del Progreso Social, PPS) debería renunciar por haber hecho una denuncia inconsistente sobre permisos de edificación mal otorgados, la edila redobló la apuesta y pidió que tanto el funcionario como la responsable de Obras Particulares, María Cristina Funes, den explicaciones en el Concejo. Lo hizo ayer en la comisión de Planeamiento donde hubo cruces durísimos en torno al tema y se acordó que el Ejecutivo debe enviar antes del jueves el informe sobre la construcción, que le fuera pedido un año atrás.

"Cuando no se tienen respuestas valederas, lo que se hace, y es el estilo que tiene esta administración municipal, es salir a descalificar personalmente, a insinuar que tengo que renunciar por defender los intereses de los vecinos, en lugar de traer el expediente que demuestre que no es como lo denuncié", enfatizó Gigliani después de mostrar la copia del plano oficial como parte de las pruebas con las que fundamenta sus dichos.

La saga que ayer levantó temperatura en el Palacio Vasallo comenzó la semana pasada desde que Gigliani denunció entre otros tres casos, que la Torre Shopping Condo Hotel, de Rondeau y Juan B. Justo, se estaba construyendo por encima de la altura permitida por la normativa sobre edificación: 67 metros en lugar de los 36 que debió haber respetado, según la edila. En el ojo de la tormenta quedó la Dirección de Obras Particulares que extiende los permisos correspondientes. Fue justamente la respuesta que dio la titular de esta repartición, lo que motivó que el PPS solicitara su renuncia.

"Pido la palabra", dijo Gigliani apenas quedó constituida la comisión de Planeamiento que preside Jorge Boasso. El clima quedó planteado y la síntesis no tardó en llegar: "Tengo documentación que avala lo que denuncié", dijo la concejala y después de relatar ante sus pares que Asegurado había insinuado en LT8 que ella debería renunciar por hablar sin pruebas, solicitó que tanto él como Funes deberían explicar por qué hace un año no llega al Palacio Vasallo el informe sobre el permiso de edificación cuestionado y que fuera otorgado el 18 de abril de 2012.

Respuesta. En nombre del oficialismo fue el concejal Manuel Sciutto el encargado de recoger el guante.

En su opinión, la artillería pesada de Gigliani no se corresponde con la realidad y, encima, es extemporánea. "Esta semana el Ejecutivo enviará los informes, pero anticipo que, en el caso de la Torre Shopping, la denuncia no tuvo en cuenta un elemento, por ordenanza, que es propio de los proyectos de más de 36 metros de altura y es retraer la construcción de la línea de edificación para poder ganar en altura (retranqueo)", argumentó.

Más casos en la mira

Ante la falta de respuesta de parte de los funcionarios municipales, la edila María Fernanda Gigliani volvió a la carga y le sumó al pedido de informes otros casos en los que también se incumplió con la normativa sobre las alturas permitidas. “Por ejemplo, en Santiago y Güemes hay un edificio de más de 30 metros, cuando en realidad debería tener sólo 27. Acá lo que prima es la falta de control”, apuntó la referente del PPS.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario