Edición Impresa

Dura embestida de la oposición contra las concesiones municipales

El Concejo tratará hoy la creación de una comisión para investigar las concesiones municipales. La iniciativa tuvo luz verde en la comisión de Gobierno y si se aprueba será la primera vez desde...

Jueves 02 de Mayo de 2013

El Concejo tratará hoy la creación de una comisión para investigar las concesiones municipales. La iniciativa tuvo luz verde en la comisión de Gobierno y si se aprueba será la primera vez desde 1983 que las concesiones estarán bajo la lupa del Concejo. Ese reducto tendrá un representante de cada bloque político, podrá solicitar información al Ejecutivo y emitir dictamen. El proyecto llega con el aval de diez ediles y surge en el marco de una dura polémica sobre el tema que, semanas atrás, incluyó la presencia de la titular del área, Hilda Gontín, en el Palacio Vasallo.

La idea va más allá y propone que todas las concesiones que superen el tiempo de mandato de una administración municipal (cuatro años) deban necesariamente contar con el aval del Concejo.

Para el impulsor de la iniciativa, el radical Jorge Boasso, "el empecinamiento de la Intendencia en seguir adjudicando concesiones de las tierras más caras y estratégicas que tiene la ciudad, como mínimo llama la atención".

Críticas."Son muchos los cuestionamientos a las concesiones en Rosario, los dictámenes del Tribunal de Cuentas fueron contundentes y lapidarios, marcaron irregularidades que hay que investigar", puntualizó Boasso. Y no pasó por alto la enjundia que le dieron a su iniciativa las firmas de su par María Eugenia Schmuck, además de los concejales Roberto Sukerman y Norma López (Frente para la Victoria), Héctor Cavallero y Fernanda Gigliani (Progreso Social), Diego Giuliano y Osvaldo Miatello (Encuentro por Rosario), Laura Weskamp (PRO) y Alberto Cortés (Proyecto Sur).

Según Boasso, la comisión propuesta "puede ir hasta el hueso de cada una de las concesiones, es una función diferente a la que tiene el Tribunal de Cuenta".

Así, se espera "llegar al porqué, al cómo, al quiénes y al deslinde de responsabilidades por las observaciones o irregularidades", describió el edil, que además propone que las concesiones que excedan a un período de mandato del Ejecutivo local, deberá necesariamente pasar por el Legislativo.

Los fundamentos que promueven la comisión investigadora sintetizan el sustrato de lo que fueron jornadas calientes en la sala de sesiones.

"Los dictámenes del Tribunal Municipal de Cuentas que llevan los números 447, 511 y 557 detectan irregularidades en muchas concesiones, con permisos que continúan con la explotación comercial aún vencidos, rescindidos o sin disposición de prórroga. También con deudas de canon e incumplimientos de contratos", remarcó Boasso. Además, mencionan fallas en técnicas de control y falta de respuestas al pedido de información.

"Si estas deudas e irregularidades con el municipio las tendría cualquier vecino o negocio de barrio, lo clausuran al otro día, pero muchos de estos concesionarios son amigos que les pagan las campañas políticas al socialismo", comentó el edil radical.

Y dijo que proyecta seguir "exigiendo al Ejecutivo la transparencia en el tema concesiones, porque se están cediendo para la explotación comercial, espacios públicos que corresponden a todos los rosarinos.

 

Por dentro. La comisión investigadora, cuya creación está contemplada conforme competencia del artículo 39 de la ley orgánica de municipalidades, estará integrada por un representante de cada bloque político.

"El martes, en la comisión de Gobierno, hubo un enriquecedor debate y con muy buenos fundamentos a favor de su creación por parte de los concejales Rodrigo López Molina (PRO), Sukerman y Gigliani", relató Boasso.

De lograr su aprobación hoy en la sala de sesiones, la comisión deberá constituirse dentro de las próximas 48 horas y designar sus autoridades.

A partir de allí podrá solicitar la información que crea conveniente para cumplir su objetivo, lo que incluye copia certificada de los expedientes, documentos e informes; diligencias para las que esperan respuesta a la brevedad.

Con todo el material en su poder, comenzará una etapa de análisis que culminará en un dictamen.

Se prevé autorizar la designación de tres profesionales: un abogado, un contador y un arquitecto, más un secretario administrativo, los que finalizarán su labor el día inmediato posterior a la entrega del dictamen final.

Más allá del andamiaje previsto para analizar las concesiones ya otorgadas, a futuro, Boasso propone que las cesiones de espacios públicos que superen el periodo de un mandato del Ejecutivo, deban ser aprobadas por el Concejo Municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS