Edición Impresa

Dos muertos tras una balacera a un utilitario con hinchas de Newell's

Dos delincuentes dispararon desde una moto y fallecieron un simpatizante de Buenos Aires y el chofer que los trasladaba. El hecho ocurrió en bulevar Oroño, casi llegando a Lamadrid, después del partido de Ñuls y Lanús. Los asesinos tiraron a matar.

Lunes 16 de Diciembre de 2013

Dos personas muertas y dos heridas, uno hincha de Newell's y otro chofer del utilitario que trasladaba a integrantes de la filial Vieja Amelia habitualmente desde Buenos Aires, fue el saldo de una terrible balacera que sacudió la calma de la ciudad a pocas cuadras del acceso a la autopista cerca de las 21 de ayer. Dos delincuentes aún no identificados que viajaban en moto, descargaron una lluvia de balas contra el vehículo en que se desplazaban los simpatizantes, quienes regresaban a la Capital Federal luego de presenciar el partido en que los rojinegros igualaron con Lanús en el Coloso.

Las víctimas fueron identificadas como Walter Palacios, de 39 años, hincha rojinegro residente en la localidad de Ramos Mejía, cerca del límite del conurbano oeste, y José Leonardo Boladian, de 34, oriundo de Grand Bourg, en provincia de Buenos Aires. El primero ingresó sin vida al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez con un orificio en el rostro, mientras que el segundo era el chofer del utilitario que transportaba al grupo de simpatizantes habitualmente desde hace 5 años y su cuerpo permanecía en el lugar del hecho al cierre de esta edición, mientras los investigadores de la policía hacían los peritajes correspondientes.

Las personas heridas son dos mujeres que viajaban también en el vehículo: Solange Palacios, de 29 años, hermana de la primera víctima, y una niña, Lelia R., de 9. La primera recibió un balazo en el hombro izquierdo mientras que la niña un roce de un proyectil que afectó uno de sus dedos. Ambas quedaron internadas pero están fuera de peligro.

La tragedia comenzó con una discusión que se produjo unas diez cuadras antes, una media hora después de finalizado el 2 a 2 entre rojinegros y granates, por la última fecha del torneo Inicial. Por motivos que al cierre de esta edición no estaban claros, algunos de los pasajeros que se trasladaban en el utilitario marca Mercedes Benz Sprinter habrían intercambiado insultos con dos personas, jóvenes, que viajaban en una moto. Inclusive habría sido cara a cara, tras lo cual cada uno siguió su camino.

Según una versión que recogió La Capital, todo hacía pensar que la discusión había terminado ahí. Sin embargo, unas cuadras más adelante, cuando el utilitario blanco que transitaba por bulevar Oroño estaba por llegar a la intersección con Lamadrid, la moto los pasó y después de algunos metros de recorrido volvió en contramano y uno o ambos ocupantes del rodado descargaron sus pistolas sobre el frente de la Sprinter.

En total habrían sido once disparos de una pistola 9 milímetros, que provocaron la muerte instantánea del chofer y el deceso posterior del simpatizante al llegar al Heca, mientras que la hermana de éste, que estaba en el medio de ambos, se salvó de milagro.

Unas quince personas viajaban en la combi que desde hacía 5 años era conducida por Boladian, apodado el Gordo Leo, un fletero que además hacía este tipo de transporte de pasajeros y que no es simpatizante de Newell's, aunque por supuesto acompañaba habitualmente a los hinchas que llevaba "y se ponía muy contento cuando nos iba bien", según relató un testigo.

Un dato que también fue apuntado a este diario es que los simpatizantes jamás hacían ostentación de su condición de hinchas leprosos cuando se trasladaban en el utilitario, ni portaban por lo tanto banderas identificatorias en el trayecto en la ciudad, ni tampoco en la autopista.

Lo cierto es que los asesinos tiraron a matar. En ningún momento buscaron intimidar, ya que la mayoría de los impactos quedaron visibles en el parabrisas y en el capó de la Sprinter.

Las actuaciones quedaron a cargo de la comisaría 21ª que anoche recogía los testimonios en el lugar, adonde se juntaron además muchos simpatizantes que también se trasladaban a Buenos Aires en micros que viajaban detrás del vehículo de la tragedia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS