Edición Impresa

Dos miradas sobre una misma Argentina

El petróleo quedó por encima de los 100 dólares, el oro se muestra firme, y las materias primas agrícolas volaron de precios.

Domingo 09 de Marzo de 2014

El escenario internacional muestra una enorme complejidad. Luego del evento no deseado en Ucrania, las grandes potencian ingresaron en una guerra fría, en donde las consecuencias no son medibles. El petróleo quedó por encima de los 100 dólares, el oro se muestra firme, y las materias primas agrícolas volaron de precios. Esto beneficia a la Argentina, que está frente a una cosecha de soja extraordinaria, y que podría ser la más alta de la historia.

   Paralelamente a estos hechos, en Estados Unidos se dan dos medidas que generan un cambio estructural en los mercados. La primera es que la economía americana sigue creciendo a paso firme y el Estado federal redujo el déficit fiscal a los u$s 500 mil millones, lo que pone a EEUU en las puertas del equilibrio fiscal de cara al próximo año. La segunda, que no tiene ningún sentido seguir con los planes de estímulo si el déficit fiscal se está recortando, esto implica que se termina la emisión de moneda y la asistencia de la Reserva Federal al Tesoro.

   Las consecuencias de ambas medidas es la posible suba de la tasa de corto y largo plazo en la economía americana, que podría estar afectando la evolución de las acciones en Wall Street, como el financiamiento al mundo emergente.

   En la Argentina hay dos miradas. La primera viene del exterior, y muestra al país mucho más creíble luego de pagar algunos juicios del Ciadi y la indemnización a Repsol por la expropiación de YPF. Por otro lado, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner busca abrir el juego para arribar a un acuerdo con el Club de Paris, y EEUU dio un gran espaldarazo en el juicio con los bonistas en New York. Estos hechos colocaron al país en una mejor posición internacional, sin descartar que el camino sea muy duro. En un tribunal de Estados Unidos el país tuvo un juicio adverso por el congelamiento de tarifas de la empresa Metrogás en la década pasada. No todo es color de rosa, pero va encaminado.

Mayores dudas. En el plano interno es donde las dudas invaden. El gobierno en enero devaluó el peso, y todavía no logra recuperar reservas. Subió la tasa de interés de plazo fijo a niveles de 30% anual, y no logra depósitos importantes por este medio. Ambas medidas atentaron contra la actividad económica, y la suba de precios, que colocó al país en una inflación piso del 3% mensual. Hay que tener en cuenta que los combustibles ingresaron en un acuerdo de precios actualizables mensualmente.

   Marzo se inició con dos feriados que dejan a la actividad económica con escasas ventas, y no se postergan los pagos de salarios e impuestos. Si a esto le sumamos que la cobranza esta lerda y los bancos tienen tasas usurarias, estaba cantado que alguien iba a cambiar dólares blue para poder afrontar los vencimientos del mes.

   La baja del dólar blue fue solo transitoria, y desde esta columna creemos que prontamente volverá a recuperarse. Sin embargo, también consideramos que su destino está atado a la liquidez del mercado. Desde el Banco Central se está trabajando para restringir la liquidez, a costa de tener una fuerte caída en la actividad económica.

   El consumo se ha retraído notablemente ya que los salarios siguen en los niveles del año 2013, mientras que los precios avanzan al ritmo del año 2014. La inflación proyectada para el primer trimestre del año ronda el 12% anual, el gobierno tendrá que trabajar muy duro para que el año no termine en una inflación del 48% anual. Si la receta es subir la tasa de interés y quitar pesos a la economía, el consumo caerá como mínimo entre un 3% y 5%, mientras que el PBI podría descender el 2% anual.
  Si se miden estos indicadores con el crecimiento de los últimos años, no parece un escenario catastrófico. Si en cambio se está frente a un emprendedor que está endeudado y con dificultades, se está ante un escenario muy complejo.

   Volviendo a lo financiero. El conjunto de medidas que se tomaron no aseguran que los problemas hayan desaparecido. El gobierno sigue gastando mucho más de los que ingresa y todavía no pudo calzar financiamiento genuino. Hasta que esto no ocurra, las tasas de interés no cederán.

   En materia de inversión, es recomendable YPF, que el jueves último mostró una fuerte recuperación. Siderar, Tenaris y Aluar, por ser tres empresas exportadoras, y que se benefician por la mejora del tipo de cambio y la suba de algunas materias primas a nivel mundial.

   En lo que respecta a bonos, están a precios regalados. El Boden 2015 lo compras a $ 983,00, en 1 año y 6 meses pagan u$s 114 entre amortización y renta. Esto implica que uno queda comprado a un dólar de 8,62 un poquito más arriba que el oficial. No hace falta ir a comprar por ventanilla y cantidad limitada, al precio oficial y esperando un año y medio se llevas la cantidad que desea. Esto es más barato que el dólar turismo, viajar con este tipo de cambio es otra cosa.

   Si no quiere esperar un año y medio, y desea los dólares hoy, compra el Boden 2015 en pesos a $983, y lo vende en dólares, recibiendo 97 dólares por el dinero invertido. Esto implica que queda comprado en dólares a un precio de 10,15, mucho más barato que el dólar turista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS