Edición Impresa

Dos estrellas para evocar el paraíso perdido con humor

China Zorrilla y Carlos Perciavalle cuentan el encuentro del primer hombre y la primera mujer que pisaron la Tierra en "Diario privado de Adán y Eva", con ironía, canciones y humor. Los dos intérpretes valoraron un texto que los unió casi de manera fortuita hace casi 30 años y por el cual hoy siguen sintiendo el mismo entusiasmo. El dúo se presenta hoy y mañana en el Broadway.

Viernes 17 de Abril de 2009

China Zorrilla y Carlos Perciavalle cuentan el encuentro del primer hombre y la primera mujer que pisaron la Tierra en "Diario privado de Adán y Eva", con ironía, canciones y humor. Los dos intérpretes valoraron un texto que los unió casi de manera fortuita hace casi 30 años y por el cual hoy siguen sintiendo el mismo entusiasmo. El dúo se presenta hoy y mañana, a las 21, en el teatro Broadway, San Lorenzo 1223.

Zorrilla aseguró que el estilo del humor del texto escrito por Mark Twain es central en la pieza. "Creo que la gente ha llegado al límite, hablando mal y pronto, de la puteada, de la mala palabra, del chiste de doble o triple sentido. Y la comicidad no tiene nada que ver con eso. A veces parece como una especie de carrera a ver quién se atreve a ir más lejos en la falta de respeto a lo que sea".

La actriz, que confiesa sin reparos sus 87 años, recordó que la edad es intrascendente a la hora de interpretar "a una jovencita" como es el caso de su Eva: "Que este texto lo diga una señora mayor o un chico de 15 años no importa. Es la palabra lo que importa. Mucha gente dice que es un disparate, pero la edad no es la fecha de tu nacimiento. La fecha es como uno vive, qué le gusta hacer, qué película o qué libro pondera. Todo eso son los años, mucho más que las arrugas".

Su amigo y coprotagonista la elogia en ese sentido: "Cuando hace una jovencita de 17 años como su Eva parece que estuviera desnuda y que fuera más sexy que Liz Solari. Es así sobre todo por este milagro que es China hasta cuando canta, que inclusive no bajó un tono en todo este tiempo".

Adán y Eva se conocen, se atraen y rechazan mientras se conocen. A lo largo de la pieza también se revela la esencia del amor. En tiempos de crisis abordar esos temas es, según coincidieron los intérpretes, algo que el público valora: "El humor es un bálsamo", opinó Zorrilla.

En ese sentido explicó: "El ruido que más me gusta en el teatro no es tanto oír un aplauso de 500 personas. Es mucho más lindo oír a 500 personas riendo al mismo tiempo. Hay que saber reírse de las cosas que hay que saber reírse, pero hay que saber llorar por las cosas que hay que saber llorar". Y Perciavalle confirma a su amiga: "Esta obra es como tomarse un descanso de los asesinatos, la inseguridad, las alianzas. Un paréntesis. Por un rato eso no es tema".

Las canciones sirven, según Zorrilla a ese objetivo: "Es de llorar que en el mundo haya gente que no come todos los días, aunque hay países donde eso no pasa. Creo que hay cosas que como no pueden decirse en voz alta hay que decirlas cantando".

Zorrilla no se agota con las giras, como la de "Diario de Adán y Eva" que la llevará a ella y a Perciavalle por todo el norte argentino, ni con el cine. Cuando termine de presentar la pieza, estrenará en Montevideo la película "Sangre del Pacífico", de Boy Olmi.

También aseguró que a pesar de todo el trabajo y los kilómetros de gira, conserva la esperanza de cumplir otro deseo: "No quisiera morirme sin hacer lo que yo hago mejor que es la comedia. No es cierto que la gente quiera ver mujeres desnudas y oír malas palabras. Tiene ganas de divertirse y al mismo tiempo de pensar", afirmó. l

Carroza clásica

China Zorrilla, que protagonizó "Esperando la carroza" en 1985, dijo que prefirió no estar en la segunda parte: "Aquella fue la mejor película cómica argentina, donde no hay una sola grosería. Una segunda parte para una especie de clásico era peligroso y no quise y tampoco podía, pero igual tiene un reparto estupendo", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS