Edición Impresa

Dos detenidos por integrar banda de ladrones

Dos hombres con antecedentes penales fueron detenidos ayer mientras circulaban en un auto por el barrio Sarmiento con un bolso cargado de armas y un handy con frecuencia policial.

Viernes 15 de Abril de 2016

Dos hombres con antecedentes penales fueron detenidos ayer mientras circulaban en un auto por el barrio Sarmiento con un bolso cargado de armas y un handy con frecuencia policial. Los pesquisas  sospechan que son parte de una banda que cometió y planificaba robos en comercios, casas y entidades financieras de Rosario y localidades vecinas. Hace 15 días que los investigadores vigilaban los movimientos del grupo que, según dijeron, “estaba por cometer un atraco en una vivienda de Fisherton”. Uno de los apresados, incluso, habría participado en el asalto a un banco de Capitán Bermúdez en 2015 (ver aparte).
  La sigilosa investigación que montó la Policía de Investigaciones (PDI) tras advertir que el grupo preparaba un hecho y procuraba logística para otros, tuvo ayer un primer resultado con la detención de tres hombres en la zona de República del Líbano y Batalla de Bailen. Dos de los sospechosos fueron apresados en flagrancia al bajar de un Peugeot 207 gris cargando un bolso con armas de fuego calibre 32 con los tambores repletos de proyectiles,  un handy con frecuencia policial y varios celulares. El tercero quedó en libertad ya que sólo aguardaba en el lugar, apoyado sobre el vehículo.
  Una fuente cercana a la investigación dijo que hace unos días la PDI había detectado a integrantes de la banda en el microcentro de Rosario realizando inteligencia sobre comercios. Otros datos de calle permitieron establecer que “planeaban asaltar una financiera de Alvarez”.

En un auto. Al dar detalles del procedimiento, el subsecretario de Inteligencia en Investigación Criminal del Ministerio de Seguridad, Rolando Garfrascoli, indicó que “en el marco de una investigación de la PDI que arrojaba indicios de la posible comisión de ilícitos en la ciudad, una tarea de seguimiento y aguante permitió interceptar un vehículo y secuestrar  de su interior armas de fuego además de detener tres personas”.
  El funcionario sostuvo que la pesquisa “todavía está en marcha” y se considera que parte de la banda “sigue activa”. Por ello recalcó que lo valioso del procedimiento es que se optó por sacrificar un tramo de la investigación para “evitar ilícitos” que estaban a punto de cometerse.
  “Rescato y felicito a la policía porque en este caso tomó la decisión de interrumpir la investigación para evitar que los bienes y la vida de las personas puedan verse afectadas”.

Aún activos. Por su parte, el director de la PDI, Daniel Corbellini, relató que “la investigación nació hace 15 días cuando se alertó a la Unidad Regional II sobre un grupo de personas que planificaba la comisión de un delito sobre una entidad financiera de una localidad cercana a Rosario”. El alto oficial indicó que del monitoreo de calle surge que “no se concretó el hecho, pero sí que había actos preparatorios y tareas de vigilancia, no sólo de entidades financieras sino de viviendas y negocios de Rosario”.
  Y explicó que las detenciones se concretaron ayer porque se había obtenido el dato de que estaban a punto de cometer un atraco en una vivienda de Fisherton sobre la que habían realizado tareas de inteligencia sobre sus ocupantes.
  El titular de la PDI advirtió que una de las personas estuvo “demorada” por el golpe a una entidad bancaria de Capitán Bermúdez y confirmó que “la banda está activa y tiene más integrantes, con un despliegue que se prolonga en el tiempo, cierto grado de organización y estructura para cometer delitos contra la propiedad y las personas”.
  Los detenidos fueron identificados como Jorge Omar V., de 52 años, y José Abelardo F., de 48, ambos con condenas purgadas por robos. Hoy serán imputados por el fiscal Mariano Ríos.

Bajo sospecha de un jugoso robo

Según el director de la delegación Rosario de la PDI, Daniel Corbellini, uno de los tres detenidos ayer estuvo demorado como sospechosos de participar del robo de 1.500.000 pesos a la sucursal del Nuevo Banco de Santa Fe de Capitán Bermúdez, hecho ocurrido el 28 de septiembre de 2015. Ese día cuatro ladrones utilizando armas largas y con el rostro cubierto huyeron en un utilitario Peugeot Partner que abandonaron a 20 cuadras del banco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario