Edición Impresa

"Disfrutamos este camino", confesó Pablo Pino, cantante de la banda Cielo Razzo

La recaudación será destinada a las víctimas del tifón en Filipinas. Beckham compartió fotos de su donación en Twitter, donde se ve una caja de los míticos Manolo Blahnik.

Sábado 23 de Noviembre de 2013

Cielo Razzo ofrecerá dos noches de un rock potente, sideral. Justamente “Sideral”, que en el diccionario de la Real Academia Española significa “relativo a las estrellas o a los astros”, es el título del flamante material que presentarán hoy y mañana en Rosario. “Creo que estamos parados más cerca del lugar que buscamos”, dijo el líder y vocalista Pablo Pino. En dos noches en las que también celebrarán los 20 años de vida, la banda rosarina sigue volando alto, codeándose con las estrellas, los astros, buscando su lugar en el firmamento rockero.

   —¿Qué balance hace la banda, al momento de cumplir veinte años de trayectoria?

   —Si tuviéramos que hacer un balance, que normalmente no lo hacemos, sería positivo por supuesto, desde el hecho de que uno tiene la certeza que nuestra manera de vivir es una bendición, si uno es cristiano, o un hecho inesperado o no pensado realmente, si uno cree en algo más matemático. Nuestro oficio es mágico por miles de razones, parte de nuestra vida transcurrió dentro de una tribu, en la que más allá de todo nos queremos y tenemos memoria de las cosas con acompañamiento musical. Por eso, el balance es positivo.

   —”Sideral”, el último disco de estudio, ratifica la línea compositiva e interpretativa con la que quieren seguir trabajando?

   —Pienso que de alguna manera es un disco cercano y acorde con nuestros días, es un disco con canciones y movimientos que se desprenden de las anteriores creaciones. Creo que sí, que estamos parados más cerca del lugar que buscamos, o por lo menos esa es la ilusión, el espejismo que vemos. Sabemos por otro lado que nuestra naturaleza nos va a llevar, si tenemos suerte, por otros caminos; y que esta misma respuesta la daré más adelante (risas). El tiempo en este oficio, y de la manera en que lo vemos (nada académica, sin patrones y sin leyes) nos confirma esto, que cuando aparece la claridad, hay que despedirla, porque atrás viene la oscuridad y viceversa. Somos tipos que jugamos, que disfrutamos cada tramo de este camino, no hay un lugar, hay una sensación de conformidad y gusto por lo hecho, que luego se desvanece, y la volvemos a buscar, y eso es lo que queremos seguir manteniendo, esa frase que conocimos con el gran Luca: “no sé lo que quiero, pero lo quiero ya”, eso sería un buen resumen.

   —¿Estos shows apuntan a una celebración intimista?

   —El show de los 20 años es una pequeña celebración, simple y llana. Y participarán amigos del lugar más precioso que conocimos, que es la música.

 

Hoy y mañana, a las 22, en Pugliese (corrientes 1530). 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS