Edición Impresa

Discuten el rol de los padres tras la muerte de un nene a bordo de un cuatriciclo

Un nene de 10 años murió mientras circulaba a bordo de un cuatriciclo junto su primo de 15 en la ciudad balnearia de Pinamar. El ministro Randazzo pidió “responsabilidad” a las familias.

Viernes 31 de Enero de 2014

Un nene de 10 años murió mientras circulaba a bordo de un cuatriciclo junto su primo de 15 en la ciudad balnearia de Pinamar, en un nuevo hecho que pone sobre la mesa de discusión el rol de los padres a la hora de establecer límites y hacer cumplir las reglamentaciones vigentes para el manejo de este tipo de vehículos.

   El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pidió a los padres que actúen con “responsabilidad” luego del fallecimiento del niño. “No podemos poner un agente de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ansv) al lado de cada padre”, sostuvo el ministro en conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

   El trágico episodio ocurrió cuando el niño, identificado como Tomás, cayó del rodado en la zona conocida como “La Frontera”, al norte de Pinamar. El cuatriciclo era conducido por un primo, Juan, y se desplazaban en un sector de médanos del parador “El más allá”. Al parecer iban a gran velocidad y tras volcar, ambos quedaron atrapados, pero el mayor logró salir y pidió ayuda.

   El alerta lo dio una mujer que pasó por el lugar y fue quien llamó a los bomberos que trasladaron al nene aún con vida en una “cuatri-ambulancia”. Pero al llegar al hospital comunitario de Pinamar los médicos constataron su muerte.

   El director del hospital, Julio Batalla, dijo que el niño sufrió “fractura de cráneo y pérdida de masa encefálica” y manifestó que le practicaron tareas de reanimación durante una hora, pero nunca reaccionó.

   Explicó que falleció a causa de “un paro cardiorrespiratorio traumático, originado por un trauma de alto impacto”.

   El adolescente de 15, en tanto, sufrió “golpes de menor envergadura” y sus padres lo retiraron a la madrugada de ayer.

   El accidente ocurrió en la misma ciudad donde el viernes a la madrugada una adolescente de 15 años sufrió fractura de cráneo cuando se encontraba en la discoteca Ku.

Intendente. El intendente de Pinamar, Hernán Muriale, aseguró que desde la comuna se hace “el mayor esfuerzo posible, pero también la gente tiene que tener prudencia, y saber que lo que no está permitido, no se puede hacer”.

   “El cuatriciclo era propiedad de la familia de los chicos, porque los que se alquilan son de menor cilindrada”, aseguró Muriale.

   El secretario de Gobierno y Seguridad de Pinamar, Juan José Rodríguez, aseguró que el niño accidentado y el otro que iba con él “no usaban casco”.

   “Al subir se encontraron con que el médano no bajaba con una pendiente normal sino en picada. Estas cosas ocurren por efecto del viento, que modifica el escenario permanentemente”, explicó Rodríguez.

Inconciencia. La directora de tránsito de Pinamar, Alicia Majul, expresó su preocupación porque “los niños no pueden ni deben manejar un cuatriciclo, pero los padres no toman conciencia de ello”.

   “Nosotros hacemos operativos, demoramos y secuestramos este tipo de vehículos porque observamos que son conducidos por menores de edad”, aseguró Majul.

   Según la funcionaria, los padres se enojan ante operativos que ellos hacen a tal punto que los “inspectores son insultados y agredidos” porque “dicen que les queremos imponer como cuidar a sus hijos”.
  “Es un horror lo que padecemos aquí, pero los adultos no toman conciencia de la peligrosidad de darle un cuatriciclo a un menor”, agregó.

Cascos y prohibiciones. En paralelo, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ansv), antes citada por Randazzo, mediante un comunicado, informó que durante enero se registró una prohibición de ingreso a las playas de 814 menores de 16 años que conducían ese tipo de vehículos.También apuntó que en el mes “se entregaron 1.115 cascos reglamentarios” a conductores que confesaron no contar con uno.

Sobre el accidente, informó que “el cuatriciclo fue facilitado en un sitio alejado de la zona de patrullaje y prevención”.

   “Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial se recuerda que la conducción de este tipo de vehículos está prohibida para los menores de 16 años y se solicita a los adultos responsables que actúen con prudencia y no faciliten este tipo de vehículos a los menores ya que los ponen en enorme peligro”, agregó el organismo.

10.000. Pinamar recibió este verano “más de 10.000 cuatriciclos, el 90 por ciento de los cuales arriban directamente en trailers a la zona de médanos y su radio de circulación está fuera del ejido urbano”, aseguró Jorge Kelman, ex integrante del foro de seguridad de esa ciudad. “Es imposible controlar que estos vehículos cumplan con las reglamentaciones vigentes, por eso es responsabilidad primaria de los padres. Se trata de una situación social compleja”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS