Edición Impresa

Dilma congela un viaje a EEUU por el escándalo de espionaje

La presidenta Dilma Rousseff aplazó el viaje de una comitiva oficial que debía salir mañana hacia Estados Unidos para preparar su visita de Estado a Washington del próximo 23 de octubre, a la...

Viernes 06 de Septiembre de 2013

La presidenta Dilma Rousseff aplazó el viaje de una comitiva oficial que debía salir mañana hacia Estados Unidos para preparar su visita de Estado a Washington del próximo 23 de octubre, a la espera de explicaciones sobre el espionaje estadounidense a Brasil. A la vez, en la cumbre del G-20, Barack Obama se reunió informalmente con Rousseff y con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien también fue víctima de esas prácticas, conocidas en EEUU como el "Datagate", para intentar apaciguar la molestia de los dos mandatarios latinoamericanos.

"La misión técnica fue aplazada", dijo un portavoz del ministerio de Exteriores en Brasilia. Igualmente, "la previsión es que tenga lugar" posteriormente. La misión es fundamental para preparar la logística del complejo protocolo de una visita de Estado a Washington. Poco antes, la presidencia brasileña anunció que el viaje de los agentes de seguridad y diplomáticos de mañana a Washington "fue cancelado. Esperamos aclaraciones de manera formal del gobierno estadounidense", sobre las denuncias periodísticas de que las comunicaciones de la presidenta y las de varios de sus asesores fueron objeto de espionaje, y éstas aún no han llegado, precisó el portavoz de Itamaraty, sede de la diplomacia brasileña.

Obama, se reunió ayer con Dilma Rousseff al margen de la cumbre del G-20 en San Petersburgo, confirmaron los dos gobiernos. "El presidente se reunió con la presidenta Rousseff hoy, entre la primera sesión plenaria del G-20 y la cena de esta noche", afirmó un escueto comunicado oficial de la Casa Blanca, mientras que la Presidencia brasileña divulgó la misma información a través de Twitter. Ninguno de los países ofreció más detalles sobre la reunión, pero el gobierno brasileño anunció que Rousseff concederá hoy una rueda de prensa tras el cierre de la cumbre del G-20 y antes de iniciar su viaje de regreso a Brasilia. Además, ayer se los vio a ambos mandatarios conversar animadamente, dado que se sentaron uno al lado del otro en las sesiones del G-20. Según Ben Rhodes, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el gobierno estadounidense no estaba notificado de la suspensión de la misión preparatoria del viaje de Rousseff a Washington. Rhodes aseguró que el gobierno norteamericano "entiende" la indignación de Brasil. "Nosotros entendemos la fuerza del sentimiento de ellos (los brasileños) sobre este asunto", afirmó. Rhodes aseveró además que Washington desea preservar la relación bilateral con Brasil, que es "muy importante, no sólo en las Américas, sino también en el mundo". El asesor evitó, sin embargo, informar si la Casa Blanca pretende disculparse formalmente por el espionaje a Rousseff, y se limitó a decir que el objetivo del gobierno norteamericano es "asegurar que los brasileños entiendan exactamente la naturaleza de nuestros esfuerzos de inteligencia", que son desarrollados "en prácticamente todos los países del mundo".

Lula: que se disculpe. Obama debe "humildemente" disculparse ante Brasil y su gobierno, por los actos de espionaje afirmó el ex presidente brasileño Lula da Silva. "A Obama le corresponde humildemente pedirle disculpas a la presidente Dilma y pedirle disculpas a Brasil", expresó en San Pablo. "Creo que la respuesta americana no puede ser dada por la vía diplomática, porque el espionaje no se realizó por la vía diplomática. El espionaje fue espionaje", agregó el líder del Partido de los Trabajadores (PT), que gobierna el país sudamericano desde 2003.

El gobierno brasileño calificó el pasado lunes como "inadmisible e inaceptable" el espionaje de Estados Unidos a Rousseff y sus asesores, denunciado el domingo por la televisión Globo, y pidió explicaciones rápidas (para esta semana), formales y por escrito. La Agencia Nacional de Inteligencia (NSA en inglés) interceptó asimismo comunicaciones del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, cuando éste era candidato presidencial en 2012.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS