Edición Impresa

Difíciles negociaciones para formar un Ejecutivo

Angela Merkel inició la búsqueda de un socio de gobierno tras la debacle de los liberales, su aliado hasta ahora, aunque tanto socialdemócratas (SPD) como verdes se mostraron cautos ante la idea de gobernar a la sombra de la canciller.

Martes 24 de Septiembre de 2013

Angela Merkel inició la búsqueda de un socio de gobierno tras la debacle de los liberales, su aliado hasta ahora, aunque tanto socialdemócratas (SPD) como verdes se mostraron cautos ante la idea de gobernar a la sombra de la canciller. Las negociaciones podrían durar semanas.

El país despertó ayer con una nueva incertidumbre por resolver: ¿Quién será la nueva pareja de baile de Merkel? Con el 41,5 por ciento de los votos, Merkel llevó a la CDU a su mejor resultado desde 1990. Pero no es suficiente para poder gobernar sin un socio. Esto llevó a Merkel a confirmar los primeros contactos con la oposición socialdemócrata (SPD) para formar un "gobierno estable". Las negociaciones para formar un gobierno de coalición no serán fáciles. "Hay que discutir las cosas. Hará falta cierto tiempo", adelantó la mandataria, mientras se negó a entrar en especulaciones sobre cuándo asumirá el poder el nuevo gobierno.

El SPD y Los Verdes querían una renovación en el poder. En su lugar, sus débiles resultados de un 25,7 por ciento y de un 8,4 por ciento, respectivamente, han provocado que se vean abocados a un posible nuevo gobierno de coalición con quien hasta ayer confrontaron en la campaña electoral. Con los socialdemócratas se podrían lograr acuerdos rápidos en materias como mercado laboral, política social, mercados financieros y jubilaciones. Sin embargo, los fantasmas de la pasada "gran coalición" con Merkel entre 2005 y 2009 volvieron a planear sobre la cúpula socialdemócrata. Durante esos cuatro años de gobierno conjunto, el SPD se vio obligado a tomar decisiones impopulares, como la introducción de la jubilación a los 67 años. El trauma está aún muy presente, y tanto el presidente del partido, Sigmar Gabriel, como el candidato del SPD a la Cancillería, Peer Steinbrück, aseguraron que no se precipitarán hacia un gobierno con Merkel. Gabriel recordó que Merkel acaba de "arruinar" a su socio de coalición, el Partido Liberal (FDP), que no consiguió el mínimo necesario para entrar en el Parlamento.Pero Merkel podría ofrecer contrapartidas a los socialdemócratas, como el salario mínimo o medidas contra la precariedad laboral. El otro posible socio, Los Verdes, se alza como más improbable debido a diferencias casi insalvables en políticas fiscal, social y medioambiental y a la fuerte oposición del partido hermano de la CDU, la Unión Cristianosocial (CSU), a pactar con los Verdes.

Si no hay acuerdo. En el caso de que la búsqueda de un socio de gobierno resultara infructuosa, Merkel podría gobernar en solitario en minoría. Sin embargo, la mandataria alemana ya adelantó que esa no es una posibilidad, dada la crisis europea. En un caso extremo, la canciller se vería obligada a convocar nuevas elecciones. En este caso, el SPD podría salir aún más perjudicado por no asumir sus responsabilidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario