Edición Impresa

Difícil de explicar

Lunes 20 de Abril de 2009

Si se pasa el tape de la conferencia de prensa de Roberto Sensini y se trata de adivinar a qué partido pertenece, bien se podría decir que a cuando Newell’s jugó con los jujeños, con Colón, tal vez ante Argentinos o frente a Tigre. Los lamentos fueron los mismos, la sensación de vacío para encontrar una explicación convincente de por qué no ganó, también. Por eso otra vez al técnico leproso le costó bucear en las explicaciones del nuevo empate que lo dejó con mucha bronca.

"Hicimos todo nosotros. Fuimos los que creamos las situaciones y también los que erramos los goles", redondeó Sensini su primera impresión, como diciendo que todo pasa por lo que haga su equipo para entender un resultado, más allá de las vicisitudes de lo que proponga el rival. "Hacemos todo lo posible para ganar los partidos pero lamentablemente otra vez empatamos".

Fue un nuevo 1 a 1 (el quinto de los seis empates rojinegros en el torneo Clausura) y Boquita lo emparentó más con el último, el logrado en Victoria ante Tigre, porque se empezó perdiendo. "Duele dejar los puntos de esta manera", dijo. "Cuando vas ganando y te empatan es feo, pero los últimos dos partidos los levantamos, aunque no concretamos. Es difícil de explicar por qué no ganamos".

La diferencia que remarcó Sensini es que ante Tigre "estuvimos mejor en lo futbolístico. En este partido no encontramos los espacios y nos perjudicó el gol en contra temprano. Pero así y todo creamos las situaciones necesarias para ganarlo".

Lo que parece es un problema de definición y ahí entrarían a jugar problemas en el último toque, el mérito del rival o la suerte. Para Sensini "puede tratarse de la capacidad de los jugadores o mala suerte en la definición. A veces con menos te ganan los partidos. Y el saldo es la bronca porque los dos puntos que dejamos eran importantes para salir".

En este punto, los insultos que recibió Santiago Salcedo de parte de algunos plateístas de la vieja visera cuando fue sustituido en el complemento, no pasaron desapercibidos. "La reacción de la gente a veces es normal cuando un jugador no tiene un gran partido, pero todos estamos capacitados para superar estos momentos, El profesional sabe que te pueden insultar y te pueden aplaudir. Está en el jugador, en su personalidad, el poder cambiar esta situación".

¿Y qué pasará en el futuro con Sa-Sá? "Hay que seguir confiando en lo que hace".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario