Edición Impresa

Diego Mateo fue una de las figuras en la victoria rojinegra ante Argentinos

"Siempre dijimos que nuestra idea es pelear arriba, luchar por el campeonato. Estar punteros a esta altura es muy importante". Diego Mateo recibió el respaldo del técnico, se aferró a la titularidad y se convirtió en uno de los pilares del equipo a la hora de la recuperación.

Martes 01 de Octubre de 2013

"Siempre dijimos que nuestra idea es pelear arriba, luchar por el campeonato. Estar punteros a esta altura es muy importante". Diego Mateo recibió el respaldo del técnico, se aferró a la titularidad y se convirtió en uno de los pilares del equipo a la hora de la recuperación. El domingo fue uno de los destacados de Newell's detrás de Maximiliano Rodríguez, la figura del líder del torneo. Y al momento de las palabras fue preciso con la meta elaborada y que trasciende desde el búnker rojinegro. "Estar arriba es valioso, pero hay que mantenerlo con trabajo". Este Newell's protagonista le saca el jugo a Pomelo. No sólo es uno de los encargados de recuperar la pelota en la zona del mediocampo, también es el que batalla por todos los sectores. Retrocede para convertirse en un marcador central y elaborar una salida limpia tanto con López como con Heinze. "El riesgo que tenemos de hacerlo de esta manera se ve cuando los centrales salen a jugar y eso puede ser que te encuentren mal parado. Mi posición es trabajar sobre eso para que no haya sobresaltos", confesó.

Más allá de la victoria ante Argentinos, inobjetable por cierto, Mateo dejó en claro que "no fue fácil. Cuando íbamos uno a cero sufrimos un poco con el disparo que pegó en el travesaño. Y sabíamos que teníamos que hacer un gol más. Lo logramos en el momento justo y eso nos dio más tranquilidad para manejar el partido". También insistió: "Fue un partido durísimo. Más allá de que terminamos ganando, fue muy complejo. Es complicado conseguir un gol contra equipos como los de Caruso".

El mensaje del grupo es claro y nadie se sale de esa línea escrita con fuego desde de la pretemporada. El título quedó bien guardado y ahora el objetivo es el de siempre, evitando el conformismo de la misión cumplida. Esta es otra historia y los protagonistas sueñan con otro batacazo, algo que no es descabellado teniendo en cuenta el nivel de juego de este Newell's de Berti. "La idea es pelear arriba. No dijimos que estamos para ser campeones, pero sí protagonistas. Estar primeros es importante y hay que mantenerlo. No es algo fácil", sentenció el volante, uno de los jugadores experimentados del líder del torneo.

Al momento de elegir y contar las virtudes de este conjunto, Mateo mencionó la "solidez" y el "compromiso tanto a la hora de jugar como recuperar la pelota". También confesó: "Necesitábamos ganar para seguir arriba. Es cierto que aún falta mucho, pero es importante encontrarnos a esta altura del torneo como punteros".

Mateo tiene una sombra llamada Villalba, titular en el ciclo de Martino. El Mudo venía de una lesión y el Loco optó por Pomelo, en una elección que generó diversas opiniones a pesar de que el rendimiento de Pomelo fue parejo: "No sé si es mi mejor momento desde que volví, pero estoy contento por la continuidad. Hay que cuidar el puesto con mucho trabajo, mantener lo hecho que no es nada fácil. Desde el primero al último todos tenemos que estar metidos. Hay que seguir por este camino", concluyó.

¿Lo tenían?

Pomelo era goleador. Sí, en las divisiones inferiores jugaba de habilidoso número 10. Y esta publicación de 1990 (revistita “Por el deporte”) lo refleja cuando en 9ª división era el máximo artillero del líder Newell’s “A”, con 17 gritos en 16 partidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS