Edición Impresa

Devolverán a trabajadores el impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer que el fisco devolverá a los trabajadores el monto retenido por impuesto a las ganancias correspondiente a la primera cuota del...

Viernes 26 de Julio de 2013

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer que el fisco devolverá a los trabajadores el monto retenido por impuesto a las ganancias correspondiente a la primera cuota del aguinaldo 2013. El reintegro será el mes próximo, con el salario del mes de julio.

La jefa de Estado anunció que, con esta medida, el 88 por ciento de los trabajadores registrados no pagará Ganancias por el medio aguinaldo. El costo fiscal es de 2.657 millones de pesos para la administración pública.

El anuncio lo realizó la presidenta durante el acto de cierre del Consejo del Salario, donde empresarios, sindicalistas y funcionarios acordaron elevar el salario mínimo vital móvil a 3.300 pesos en agosto y a 3.600 pesos desde enero.

En la sede de la cartera de Trabajo, donde deliberaron durante todo el día representantes de las entidades empresarias y de las centrales sindicales afines al gobierno, la presidenta vinculó la política de actualización del ingreso de los trabajadores con la "década ganada".

Sostener la actividad. Subrayó los "diez años de negociación paritaria" y los "diez años de aumento de salario cada vez menos mínimo, más vital y más móvil en Argentina". Y enfatizó que con las dos medidas anunciadas ayer, el gobierno "está sosteniendo el nivel de actividad" en la economía, frente a un contexto internacional complicado.

En ese sentido, destacó que el Estado "también aporta al salario indirecto" a través de los casi 690 mil millones de pesos anuales que se vuelcan al subsidios al consumo de gas, energía eléctrica y combustible de industriales, comerciantes y particulares.

La presidenta recordó el esfuerzo fiscal que significa reducir la carga fiscal a los trabajadores y aseguró que en los países vecinos el impuesto a las ganancias es mucho más gravoso sobre los ingresos particulares. También señaló que el "próximo desafío" es trabajar para aumentar el trabajo registrado, y "sumar cada vez a más argentinos a la mesa de la negociación salarial".

Señaló que es necesario "continuar con todas las cuestiones pendientes" que dejó el ciclo económico y político de la última década pero "siempre viendo toda la película, cómo estábamos, cómo estamos y cómo podemos seguir".

La presidenta defendió la política de inclusión social de la administración kirchnerista en la sede de Trabajo, flanqueada por el titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, y del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

Salario mínimo. La rodeaban los representantes de las entidades empresarias y sindicales que minutos antes habían terminado de cerrar un acuerdo para elevar en un 25,22 por ciento el salario mínimo, vital y móvil. El incremento se realizará en dos tramos. Desde agosto, el piso de ingresos será de 3.300 pesos y desde enero de 3.600.

Los sindicatos cercanos al gobierno nacional, encabezados por Antonio Caló (CGT) y Hugo Yasky (CTA), quienes también plantean reclamos por el tributo a las Ganancias, al igual que Moyano y Micheli, ya habían anticipado que en el encuentro en Trabajo iban a pedir un aumento del sueldo básico del orden del 25 por ciento.

Al término de la reunión, Pedro Wasiejko, quien lidera la comisión del Salario Mínimo de la CTA oficialista, precisó que el incremento será en dos tramos, el primero a partir de agosto.

Al anunciar la suba, la presidenta destacó que el haber mínimo argentino es el más alto de América latina, después de experimentar una mejora del 1.700 por ciento desde el año 2003 a la fecha.

Sindicalistas y empresarios respaldaron por unanimidad la propuesta final para elevar el salario mínimo, a excepción de una cámara, que se abstuvo. Los empresarios ofrecieron un aumento del mínimo del 24 por ciento en dos tramos, en tanto la representación sindical reclamó un 26 por ciento en una sola cuota, para acordar finalmente un 25,5 por ciento en dos tramos.

La representación sindical fue integrada por Antonio Caló, Andrés Rodríguez y Omar Viviani, por la CGT oficialista. Hugo Yasky, Claudio Marín, Pedro Wasiejko y Stella Maldonado asistieron por la CTA oficialista. Por los empleadores participaron Daniel Funes de Rioja y Ricardo Güell (UIA), Alberto Menéndez (construcción) y Pedro Etcheberry (comercio).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS