Edición Impresa

Devaluaciones y recortes fiscales dominan la discusión en el G-20

Los ministros de los países miembros se reunieron en Moscú. Tensión por la guerra de monedas y las metas de reducción de déficit.  

Sábado 16 de Febrero de 2013

El G-20, que reúne a los principales países industrializados y emergentes, comenzó ayer un encuentro de dos días en Moscú con la intención de impulsar políticas para poner fin al estancamiento de la economía mundial y la esperanza de alejar la amenaza de una “guerra de monedas”.

   El “principal desafío” del G- 20 es el de “sacar a la economía mundial del estancamiento y de la incertidumbre para ponerla en una trayectoria firme de crecimiento”, declaró el presidente ruso Vladimir Putin al inaugurar en el Kremlin la cumbre de ministros de Finanzas del nucleamiento. Los exhortó además a “tomar en cuenta las implicaciones políticas y sociales de sus decisiones”, en referencia a los planes de ajuste en Europa.

   Rusia, los países emergentes y Estados Unidos buscan flexibilizar los objetivos fijados en 2010 en Toronto. En aquella cumbre, los países del G 20 se comprometieron a reducir de al menos la mitad sus déficit para 2013.

   Algunos países europeos, con Francia al frente, se inquietan por el vigor del euro, mientras Estados Unidos y Japón activaron las imprentas de billetes para sostener sus economía.

   Los temores de una “guerra de monedas” provocados por un encadenamiento de devaluaciones competitivas fueron reavivados por el reciente giro japonés.

   El Banco Central de Japón cedió a las presiones del gobierno para sostener la economía creando moneda, una política común en Estados Unidos pero que se prohíbe aplicar el Banco Central Europeo (BCE).

   El ministro ruso de Finanzas, Anton Siluanov, dijo que en el comunicado final del encuentro, los ministros de Finanzas van a pronunciarse para que “las tasas de cambio continúen determinadas por el mercado”.

   Los países más ricos del planeta, reunidos en el G 7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Canadá, Italia, Francia y Gran Bretaña), ya publicaron un comunicado en este sentido a principios de semana.

   Del borrador de documento final de la cumbre del G 20 que circulaba ayer se había eliminado, no obstante, la parte que hacía expresa referencia a Japón. La última versión llamaría en tono general a evitar una volatilidad extrema de los tipos cambiarios.

Crecimiento. El borrador del comunicado expuso además una disputa entre Europa y Estados Unidos sobre la extensión de un compromiso para reducir déficits presupuestarios más allá del 2016. La solución también se saldaría con referencias generales. La cumbre presidencial del G 20 se realizará en San Petersburgo en septiembre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS