Edición Impresa

Detuvo el auto, se lo robaron y huyeron con su novia a bordo

Bajó a dejar un bolso en su casa de Moreno al 2700 y dos ladrones se llevaron su Volkswagen Bora. La joven logró salir del vehículo, que hasta anoche no había sido ubicado.

Domingo 27 de Enero de 2013

El auto que un conductor había estacionado frente a su casa durante un momento para dejar un bolso fue súbitamente abordado por dos ladrones a mano armada la noche del viernes a una cuadra del parque Independencia. Uno de los delincuentes se sentó al volante y arrancó llevando contra su voluntad a la novia del dueño del vehículo, que había quedado esperandolo en el asiento del acompañante, aunque al cabo de unos pocos metros le permitieron bajarse.

El apoderamiento del auto por parte de los ladrones se consumó en escasos segundos frente a la casa de su dueño en Moreno al 2700, a una cuadra de la Dirección Municipal de Tránsito. Hasta anoche la policía no había localizado el vehículo, un Volkswagen Bora gris plata con vidrios polarizados, patente IOO300 modelo 2010.

"Estaba en lo de mi novia, fuihasta mi casa a dejar unos bolsos, estaciono el auto y ella se queda esperándome en el asiento del acompañante mientras bajaba por unos segundos. Cuando estaba adentro escuché golpes. Al salir la encuentro a ella a los gritos y veo que el auto se estaba yendo", contó Adrián Laca, de 28 años, propietario del vehículo.

La novia de Laca, Rocío, de 27 años, permanecía en el vehículo cuando ocurrió el asalto. "Callate, vos te venís con nosotros", le dijeron los delincuentes cuando ingresaron al auto que tenía las llaves puestas y estaba en contacto, aceleraron y se la llevaron sin otra opción.

Sobresalto. "Fue un segundo, veo que abren las puertas y se meten, creía que era Adrían pero no, cuando vi que estaban armados empecé a gritar y les dije que me quería bajar", contó aún sobresaltada. Uno de los ladrones la tomó del brazo pero Rocío logró escapar.

"Ya había acelerado pero igual yo abrí la puerta y entonces ahí el que manejaba frenó y me dejaron ir", dijo. Se arrojó a la calle en la misma cuadra a la altura de la cortada Jorgito, entre Gálvez y Virasoro, para retornar nerviosa al encuentro con su novio. Dieron aviso a la policía que llegó con una patrulla de la Sección Sustracción de Automotores, que busca el paradero del vehículo. Hasta anoche no se informó que se hubiera localizado.

"Todo esto duró 20 segundos", recordó Rocío, quien no registró los rasgos de los ladrones por la oscuridad de la calle, pero advirtió que eran personas de unos 25 a 30 años.

Adrián, que es empleado de un sindicato en Rosario, denunció a una patrulla del Comando que los ladrones se llevaron en su auto un teléfono Blackberry y dos relojes que guardaba en la guantera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS