Edición Impresa

Detuvieron a cinco familiares de "Pimpi" Caminos por amenazas

Dos hermanos y un hijo, entre otros, fueron acusados de balear una vivienda de un Fonavi para que sus moradores la desocuparan.

Martes 27 de Agosto de 2013

Cinco familiares de Roberto "Pimpi" Caminos fueron detenidos ayer bajo la acusación de ser los autores de un tremendo ataque a balazos ocurrido dos meses atrás contra una vivienda de un edificio Fonavi de la zona sur. El propósito del atentado, según los denunciantes, había sido desplazar del departamento a su ocupante, quien al parecer tiene una enemistad con integrantes de la familia acusada.

La investigación judicial sobre el hecho que ayer originó más de una docena de allanamientos se inició a partir de la denuncia que el pasado 6 de julio formuló una vecina de Grandoli al 5000 identificada como M.G.M. en el Juzgado de Instrucción Nº 6 a cargo de Raquel Cosgaya.

En julio. Según esa presentación judicial, el ataque ocurrió ese mismo sábado en la tira 7 del complejo habitacional de Grandoli 5039. En esa oportunidad, la puerta del departamento C del segundo piso fue perforada por diez balazos en su panel superior mientras que por debajo fue incendiada.

En esa casa, según fuentes judiciales, reside un hombre de apellido Funes que es también conocido como "Gordo".

Aquel incidente, según el parte policial, incluyó un ataque a balazos desde adentro del Fonavi contra el vehículo de los policías que fueron a averiguar qué había ocurrido, así como contra un móvil de los Bomberos y el dueño de un flete que iba a realizar una mudanza. Sin embargo, nadie resultó herido.

Asimismo, en ese momento los señalados por el ataque a la vivienda fueron un hijo de Pimpi, Alexis, y un primo hermano de éste, Rubén César.

El mismo día del hecho la jueza Cosgaya ordenó que concurriera al lugar personal de la División Judiciales de la Unidad Regional II que constató las huellas del atentado. La denuncia precisaba que había un intento de usurpación de la vivienda que ocupaba Funes.

Por esos días en el barrio, según publicó este diario en su momento, había planteos de vecinos que decían que allegados a la familia Caminos estaban intentando recuperar de manera violenta viviendas que Pimpi había ofrecido en su momento a personas cercanas.

Ayer. En el marco de la pesquisa, y con una orden de allanamiento de la jueza Cosgaya, efectivos de la División Judiciales llegaron ayer a la mañana a una casa ubicada en Anchorena 87 bis. Allí fueron detenidos Rosa Caminos, su esposo Rubén César y un hombre de 59 años que fue identificado como Mario A.

En el marco del operativo los policías hallaron un trozo compacto de cocaína con un peso de 300 gramos y una bocha de la misma droga en polvo. También se encontraron 59 mil pesos en billetes —muchos de ellos de baja denominación—, cinco teléfonos celulares y documentación.

Por el hallazgo de los estupefacientes, el caso fue girado a la Justicia federal.

A su vez fueron allanadas doce viviendas del Fonavi de Lamadrid 98 bis. Luego de inspeccionarse diferentes departamentos de ese complejo, en uno fue apresado Alberto "Tato" Caminos, en cuyo poder se secuestró una pistola no apta para disparar.

También fue detenido Rubén César hijo, a quien se le incautó un trozo de cocaína y algo más de mil pesos en efectivo.

El hallazgo de la sustancia pone en evidencia en forma preliminar un propósito de comercializar estupefacientes. Una fuente judicial señaló que los allegados a Pimpi Caminos serán indagados hoy por la jueza Cosgaya, imputados de amenazas coactivas agravadas y calificadas.

Prófugo. En tanto, Alexis Caminos no fue localizado durante los operativos y al cierre de esta edición continuaba prófugo y con orden de captura.

Precisamente este joven había sido apuntado en un hecho violento ocurrido dos días antes del ataque contra la vivienda que originó los allanamientos. Esa vez, el pasado 4 de julio, vecinos del barrio consignaron que mientras cinco muchachos fueron baleados desde una moto en movimiento mientras charlaban cerca de la plazoleta Rodolfo Walsh, de Isola y Pasaje 412.

En ese momento, testigos sindicaron a Alexis como el tirador. "Lo vieron unas 20 personas entre los que estaban en la plazoleta y esperaban el colectivo", dijo entonces una vecina a este diario.

Ese violento incidente previo al atentado contra la vivienda del Fonavi había sido, además, en el mismo lugar donde el 5 de agosto de 2011 fue asesinado Maximiliano Nota, un joven de 19 años a quien le dispararon desde una moto cuando dialogaba con unos amigos en la misma plazoleta. Por el crimen estuvo detenido Alexis, quien entonces tenía 15 años y era inimputable.

Este joven también estuvo mencionado en la investigación del asesinato de Claudio Fernando Ruiz, ocurrido el 5 de abril de 2012 en el Fonavi Municipal. Por ese hecho su tío Juan Ramón fue procesado por la jueza Mónica Lamperti por homicidio agravado por la intervención de un menor de edad. El fallo fue apelado y luego convalidado por la Cámara Penal.

En la víspera

En Tribunales no pasaba inadvertido que el operativo haya sido en vísperas del partido que Newell’s jugará hoy, ya que “Tato” Caminos hizo público que pretendía conducir la hinchada que liderara su hermano Pimpi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS