Edición Impresa

Después de un año magro, los productores de espectáculos locales esperan un guiño positivo en 2015

Los empresarios de espectáculos dijeron que se redujo hasta un 30 por ciento la venta de entradas, en gran medida por el cepo al dólar.

Domingo 07 de Diciembre de 2014

Llega fin de año y el balance se impone. A veces resulta mezquino, otras injusto y, generalmente, es inevitable. Los más importantes productores de espectáculos de Rosario también hicieron sus números. Y la mayoría coincidió en que en este 2014 se redujo hasta un 30 por ciento la venta de entradas, que el cepo al dólar afectó en cierta medida algunas contrataciones, que no hubo tantos artistas extranjeros como otros años, y que el público fue mucho más selectivo a la hora de decidir comprar el ticket para su artista preferido. Salvo una sola productora, que consideró que este fue el mejor año de su historia, los consultados no pusieron en la columna del haber a esta temporada. La imagen que más concuerda con este presente es el emoticón con una sola lágrima, aunque no con un llanto desconsolado. El guiño positivo es que todos los productores adelantaron que seguirán apostando por una ciudad con espectáculos de jerarquía, y para el 2015 llegarán: Joan Manuel Serrat, Jorge Drexler, La Vela Puerca, Lila Downs, Víctor Manuel y Ana Belén, Ismael Serrano, Coti Sorokin y las obras teatrales “Red”, con Julio Chávez, y “Parque Lezama”, con Luis Brandoni y Eduardo Blanco, con dirección de Juan José Campanella. Como para que el emoticón cambie lágrimas por sonrisas.

   Claudio Joison, José “Pepe” Grimolizzi, Ricardo Alongi, Andrés Abiad y Gustavo Granato encabezan las cinco productoras de espectáculos de mayor trayectoria de la ciudad, conocen el mercado como pocos, tienen décadas de experiencia en el rubro y sus shows de artistas locales, nacionales e internacionales a veces cruzan la frontera de Rosario e incluso del país.

   “Fue un año muy irregular, de resultados ni demasiados negativos ni demasiados positivos”, dijo el titular de Joison Producciones, quien destacó que “fue un año bajo en lo que respecta a la contratación de figuras extranjeras, con bastantes dificultades, pero se pudieron hacer igualmente shows internacionales”.

   Para Pepe Grimolizzi “este año está prácticamente dividido en dos partes, una hasta julio, con las vacaciones, donde todo anduvo bien, pero después en agosto se empezó a sentir la baja de la concurrencia”, dijo el titular de Grimolizzi Producciones, y confirmó a Escenario que “se cortaron un veinte por ciento menos de tickets que en el año 2013”.

   Tanto Joison como Grimolizzi coincidieron en que se percibió un cambio de actitud del espectador a la hora de comprar entradas. “Siempre considero que el espectáculo es una inversión y no un gasto, pero en este momento la gente elige las propuestas, nadie concurre a un show sin evaluarlo a fondo previamente”. En la misma sintonía, Joison agregó: “Lo más relevante de este año es que, en vista de la situación económica, a diferencia de épocas de recesión donde no iba la gente a ver ningún espectáculo, esta vez el efecto fue la extrema selectividad. O sea, la gente podía pagar entradas muy caras para algunos espectáculos y dejaba de ver otros. No es que ni iba a ver todos o no iba a ver ninguno, el que quería ver a un artista lo iba a ver más allá del precio de la entrada, y el que quizá en otra circunstancia económica lo hubiese ido a ver, se restringió de ir a ese show”.

   Abiad, de MA Producciones y Turboentrada. com, aparece como la excepción que confirma la regla: “Para nosotros fue un año absolutamente positivo, y de un crecimiento exponencial, por decisiones empresariales y la magnitud de espectáculos que tuvimos en carpeta. Produjimos «Stravaganza», como nunca se había hecho con un show en Rosario, fue una cosa monstruosa, sumado a Abel Pintos, que lo hicimos también en Santa Fe, Mendoza y en marzo lo haremos en Montevideo, sumado a la gira de “Toc Toc”, por segundo año consecutivo en todo el país, con entrada agotadas casi en todas la funciones. El 2014 fue el mejor año de nuestra historia”.

   Granato, de All Press, consideró que se combinaron buenas y malas. “Particularmente fue positivo por la cantidad de shows que tuve, y porque pude producir en otras ciudades que habitualmente no lo hacía, pero se nota una merma de público, sobre todo en el segundo semestre, hay una baja del veinte o treinta por ciento en la venta de entradas”.

   Alongi, por su parte, destacó que tuvo “un año bueno”, pero lo justificó en un preciso criterio de selección a la hora de producir: “No trabajo en cosas muy raras, pero todo lo que funciona en el resto del país, funciona en Rosario”, una opinión que, por ejemplo, no es coincidente con la mirada de Joison, quien hace una comparación puntual con Córdoba. “Durante años Rosario y Córdoba tenían una paridad en la venta de tickets, pero en este 2014 Córdoba tuvo más espectáculos que Rosario y vendió más entradas. Depende de la idiosincracia de la gente, este año el Cirque du Soleil fue a Córdoba, le fue excelentemente bien, y no vino a Rosario, hay muchos artistas que fueron a allá y no acá y si fueron a las dos ciudades, vendieron más entradas en Córdoba que en Rosario”.

   Para Alongi, el 2014 “fue parejo comparado con años anteriores, lo que funciona, la gente lo va a ver, y lo que no le gusta simplemente no lo van a ver, todo es relacionado con la cantidad de habitantes y costumbres de cada lugar, y si funciona mal acá funciona mal en todos lados”, insistió.

Cepo o no cepo. El tema dólar, a partir de las restricciones en la compra de moneda extranjera que decretó el gobierno nacional, generó opiniones encontradas en algunos empresarios. Joison y Grimolizzi dijo que esa problemática afectó las contrataciones de artistas internacionales, porque “se hicieron más dificultosas las transferencias al exterior”. Mientras que para Granato, “con el cepo al dólar y la devaluación se hizo difícil traer artistas internacionales a Argentina”. Sin embargo, para Alongi “no existe el cepo al dólar, porque una vez que firmaste el contrato, automáticamente te autorizan la operación y el que diga que no es así, es mentira”.

   En lo que respecta a la cantidad de figuras de otros países que ofrecieron espectáculos en Rosario, Abiad indicó: “Cerramos el año con Luis Miguel, en Metropolitano, y estamos negociando dos shows internacionales para el arranque de 2015, que son de mucha envergadura”. A su turno, Joison dijo que tanto Caetano Veloso como Chick Corea “cumplieron claramente con las expectativas, y sin llegar a vender tanta cantidad de entradas, fueron dos hitos culturales para la ciudad”. Al respecto, Alongi destacó que le fue muy bien en el show de Joaquín Sabina, pero que no hizo otra función “porque le fue imposible al artista por una cuestión de agenda”.

   La convocatoria es un tema que también merece un análisis puntual según los casos. “A veces los números no son tan directos en relación a la convocatoria, porque hay artistas que hicieron muchísimas funciones y no tuvieron tanta relevancia de impacto mediático. Por ejemplo, nosotros trajimos «El placard», alcanzamos 7 funciones en el Astengo a 900 localidades por noche. O sea superamos las 6.000 localidades”, y destacó que es una cifra superior a la que pueda sumar Abel Pintos en Rosario, que es uno de los artistas más convocantes de la Argentina.

   Abiad, con evidente orgullo, dijo: “Tres de los cinco más grandes de la Argentina los tuve yo, «Stravaganza», «Toc, Toc» y Abel Pintos, son tres cañones”. Para Grimolizzi, entre los mejores del año ubicó a Axel, Topa y Piñón Fijo, mientras que Alongi dijo que “hay artistas que nunca fallan”, en referencia al buen rendimiento en las boleterías de Joaquín Sabina, y Les Luthiers, que siempre estrenan sus espectáculos en Rosario.

   Los que menos rindieron en boleterías sorprendieron, en muchos casos, hasta a los mismos productores. “No es muy justo para el artista, pero por ejemplo con Mayumaná esperábamos que fuera mejor y la gente no respondió a las expectativas”, dijo Joison. Abiad confesó que “arrancamos flojos” con la venta en Ramallo de No Te Va Gustar, aunque levantaron en el show del grupo uruguayo en Casilda. Alongi destacó que se sorprendió con Elena Roger, dado que “metimos muy poca gente”, pero aclaró que la cantante “también anduvo mal en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires”. Grimolizzi dijo que le fue mal con Inti Illimani, que esperaban más gente con Rubén Blades y anduvieron flojos con Hernán Piquín.

“Pensé que poníamos las entradas en venta y agotábamos, y estuvimos lejos de eso”, dijo el empresario, al tiempo que destacó que le fue muy bien con Los Nocheros, Ana Belén, Coco Sily, Gabriel Rolón y Alessandra Rampolla, aunque calificó de regular la respuesta en The Beats, Iván Noble y Maximiliano Guerra.

Granato dijo que hubo un show que fueron para atrás pero decidió no revelarlo “para no exponer al artista”.

Con todo, entre buenas y malas, y emoticones más tristes o más sonrientes, mientras haya propuestas artísticas de jerarquía, siempre darán ganas de decir “arriba el telón”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario