Edición Impresa

Después de 20 años se conformó el comité de cuenca del arroyo Totoras

También compromete a los canales Salto Grande y Serodino. Lo integran 15 localidades, los productores y la provincia.  

Miércoles 06 de Noviembre de 2013

Productores agropecuarios, funcionarios del gobierno provincial, legisladores, jefes comunales e intendentes de 15 localidades que cubren una región de 160 mil hectáreas en los departamentos Iriondo y parte de Belgrano, acaban de formar el Comité de Cuenca del arroyo Las Totoras, y de los canales Salto Grande y Serodino. El flamante organismo, cuya formación se venía motorizando desde hacía 20 años, tendrá la misión de habilitar o deshabilitar obras hídricas (con las respectivas recomendaciones técnicas), además de corregir algunos canales privados que fueron construidos de manera arbitraria y que hoy generan conflictos entre vecinos.

La principal misión del organismo será el diseño de obras que permitan evitar anegamientos y un mejor aprovechamiento de los suelos. Los creadores estiman que además de la practicidad en la resolución de problemas, el comité dará una ventaja económica, debido a que el costo operativo significará un tercio de lo que se podría llegar a erogar a través de procesos licitatorios.

La relevancia de lo creado está dada, además, en el hecho que los comités de cuencas son entidades integradas por productores, comunas, municipios y el Estado provincial con la finalidad de coadyuvar en la promoción del desarrollo de la región a través del mejor manejo de los recursos.

En efecto, el comité tendrá como tareas recibir los problemas puntuales que afectan a cada distrito, dará difusión a las actividades, analizará la conveniencia de contratar a personal especializado para el asesoramiento, y otras gestiones como buscar fondos en caso de ser necesario y hasta aplicar una tasa diferencial por manejo agronómico.

También contratarán personal, armarán un reglamento interno, propenderán al manejo integral de la cuenca pensando en el bien común, en la defensa de las áreas urbanas y productivas de los campos.

"Es muy importante el aporte tecnológico de la provincia, debido a que los comités de cuencas tienen como función específica la organización y ejecución de las obras hidráulicas tendiendo al control del drenaje de aguas, para lograr su aprovechamiento integral", explicó a La Capital el senador del departamento Iriondo, Hugo Rasetto, uno de los promotores de la creación del comité.

El legislador dijo además que las ventajas que aportará son la generación de un ámbito institucional donde cada región va a identificar los problemas hídricos y gestionar la búsqueda de soluciones, garantizar la continuidad en el tiempo de este accionar comunitario y permitir el desarrollo y capacitación de los dirigentes zonales. Y añadió que incrementará el nivel de conciencia pública regional sobre el manejo de los recursos naturales, asegurará que los aportes económicos sean volcados íntegramente a la superación de las limitaciones que posee la propia región, y otorgará una ventaja económica con el movimiento de suelos efectuado por los comités de cuencas, cuyo costo operativo equivale a un tercio del trabajo realizado mediante licitación pública.

Así, se trabajará fundamentalmente en la identificación de los problemas principales en los canales Las Totoras, Salto Grande y Serodino. La primera sugerencia fue resolver los problemas estructurales de la cuenca. Luego, ante los problemas puntuales en cada distrito, existirán obras secundarias y problemas puntuales, que se irán encauzando.

Historia. Las obras en la región tienen una historia particular. En los años 90, el gobierno de Santa Fe procedió a la readecuación del cauce del arroyo Las Totoras en casi toda su extensión, pero estos trabajos dieron una solución transitoria a los desbordes que anegaban tierras productivas. Tanto que posteriormente, las lluvias desbordaron en más de una ocasión al arroyo y generaron grandes inconvenientes. Un caso fue a fines el año pasado, cuando el gran temporal que azotó a la región hizo subir el nivel del arroyo y los canales, con la consecuencia de cortes de rutas y campos bajo el agua.

El comité de cuenca que acaba de conformarse ahora es una entidad que no tiene finitud y deberá ocuparse de la problemática hídrica que soportan 15 distritos que comprenden más de 160 mil hectáreas productivas.

De la superficie total de su distrito, Totoras tiene 37.185 hectáreas que vuelcan sus aguas a estas cuencas (representan el 22,72 por ciento). Le sigue Bustinza, con 28.013 hectáreas (17,11 por ciento); Salto Grande, con 22.164 hectáreas (13,54 por ciento); Serodino, con 14.768 hectáreas (9,02 por ciento); Carrizales, con 13.218 (8,08 por ciento); Cañada de Gómez, con 12.984 (7,93 por ciento); Las Parejas, con 12.521 (7,65 por ciento); Armstrong, con 10.637 (6,50 por ciento). Finalmente, con superficies y porcentajes menores, están los distritos de Clason, Correa, Lucio V. López, Montes de Oca, Oliveros, Andino y Tortugas.

Los comités fueron creados por la provincia el 28 de mayo de 2013. Para dar cumplimiento a lo reglamentado se convocó a asambleas de contribuyentes en 12 de los 15 distritos.

En esas reuniones se eligieron dos delegados titulares y dos suplentes para representar a cada distrito y, paralelamente, con el mismo propósito, se requirió a las comunas y municipios la designación de otros dos titulares y dos suplentes que actuarán en representación oficial de sus respectivas autoridades.

Posteriormente se eligió como primer presidente del comité ejecutivo a Carlos Alberto Druetta (Totoras), a Marcelo Rasetto (Salto Grande) como vicepresidente y a Gustavo Giannetti (Cañada de Gómez) como secretario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS