Edición Impresa

“Desde el principio hice un rap diferente”, afirma Porta

El catalán Christian Jiménez Bundó —tal es su verdadero nombre— se convirtió en una revelación en 2006, cuando subió a la red su demo “No es cuestión de edades”

Domingo 17 de Agosto de 2014

Con tan sólo 26 años, Porta tiene cuatro discos editados y 13 millones de seguidores en sus cuentas de Internet. Es el rapero español más reconocido y sus rimas también pegaron en Latinoamérica, donde los seguidores del hip hop lo idolatran. El catalán Christian Jiménez Bundó —tal es su verdadero nombre— se convirtió en una revelación en 2006, cuando subió a la red su demo “No es cuestión de edades” y resultó un hit. Una canción (“Sobre el famoso tema”) en la que criticaba a las adolescentes levantó polémica, y a partir de ahí su figura generó tanto éxito como controversia. Ahora está de regreso en la Argentina para presentar su nuevo álbum, “Algo ha cambiado”, un paso más en una historia vertiginosa de fama temprana.

   “El cambio en este disco se basa en la madurez, en mi crecimiento como persona y como artista”, dice Porta por teléfono desde España. “Ya no tengo 16 años como en mis comienzos, y cada año voy mejorando a nivel de letras, de estructuras y de métricas. El disco tiene más musicalidad, me animé a probar cosas diferentes”, aseguró. Las comparaciones con Eminem son inevitables, pero a él no le molestan. “Eminem es uno de los grandes para mí. Siempre me ha molado mucho lo que hace. También tengo muchas influencias a nivel nacional, de grupos como Leyenda Urbana, que ahora son mis amigos. Desde que tengo 10 años estoy escuchando hip hop y rap, y he escuchado de todo, desde lo más comercial hasta lo más underground”, apuntó.

   El rapero se encuentra de gira por la Argentina y el viernes próximo se presentará en el Luna Park de Buenos Aires. Después seguirá actuando por Uruguay, Chile y México. Su música tuvo una fuerte repercusión en esta parte del mundo a través de las redes sociales, y él ensayó esta explicación: “Desde mis comienzos yo hice un rap diferente, no tuve miedo a expresar lo que sentía. En el mundo del hip hop estaban mal vistas ciertas cosas, como hablar de amor o hacer una canción sobre un videojuego. Ahora se ha abierto un poco más la cosa, pero hace diez años no era así. Yo siempre fui claro, siempre dije lo que pensaba y hablé de cosas personales, y tal vez eso pegó. Creo que muchos chavales se sintieron identificados”, afirmó.

   Con esa “identificación” también vino la polémica. La letra de “Sobre el famoso tema” (que rezaba “las niñas de hoy en día son todas unas guarras”) desató un gran revuelo en España. “En la gente joven esa letra entró entre risas, les causaba gracia, pero después se empezó a mezclar con temas más serios, y la gente se lo empezó a tomar a mal, como si fuera serio realmente, cuando en realidad era una canción hecha con humor, que no va más allá”, dice Porta ahora. “Yo nunca he sido machista, como me tacharon, y pienso que todas las personas en este planeta somos iguales, nadie merece más respeto que otro”, agregó.

   Cuando lanzó su primer disco, “En boca de tantos” (2008), el joven rapero también enfrentó críticas. Algunos lo señalaron como un producto comercial y decían que no pertenecía a la “verdadera” escena del hip hop, un ambiente que él mismo describió como “difícil”. “Hace unos años esa escena era muy bonita, había mucho respeto, mucho movimiento y unión, pero con los años se ha ido demacrando, cada vez hay más rivalidad entre gente que forma parte de una misma cultura”, explicó. “Otro asunto es que hay demasiada gente, que no sé si es positivo o negativo. Hay tanto material hoy en día en Internet que es difícil que un artista se destaque, y menos si no tenemos el apoyo de los medios. En ese contexto es bastante complejo sacar adelante esta música. En Francia o en Estados Unidos el hip hop está superdesarrollado. En España está bastante peliaguda la cosa, no sólo con el rap sino con la música en general”, aseguró.

   Porta se encontró con la fama en plena adolescencia, y reconoció que al principio no fue fácil lidiar con semejante cambio. “Yo nunca imaginé que conseguiría todo esto. Yo simplemente sacaba maquetas para mí y para mis amigos, para que las escuchara mi gente. A mí me gusta la tranquilidad, el pasar desapercibido. Al principio fue una locura, mi vida cambió radicalmente. Ahora trato de tomarlo con tranquilidad y de disfrutarlo”, remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario