Edición Impresa

Desde el Invap, Cristina defendió la inversión

Desde la sede del Invap en la localidad rionegrina de Bariloche, la presidenta también destacó la inversión de 392 millones de pesos en dos gasoductos que permitirán a 266.000 chubutenses tener acceso a la red de gas.

Sábado 28 de Septiembre de 2013

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la puesta en marcha del satélite Ar-Sat 1 y de un banco de prueba satelital en la sede del Invap, y consideró que "lo que se está inaugurando es soberanía además de alta tecnología".

Desde la sede del Invap en la localidad rionegrina de Bariloche, la presidenta también destacó la inversión de 392 millones de pesos en dos gasoductos que permitirán a 266.000 chubutenses tener acceso a la red de gas.

Cristina dijo que en 2003 el instituto contaba con 311 empleados y facturaba 30 millones de dólares, mientras que actualmente cuenta con más de 1100 empleados y factura 200 millones de dólares.

Recordó además que a los científicos en los 90 los mandaban a lavar los platos. En ese sentido exhibió una artesanía que le regaló la intendenta de Bariloche. "Es una artesanía que un científico hizo en los 90, cuando los científicos se tuvieron que dedicar a estas cosas para poder sobrevivir y bancar su vocación, lo voy a guardar como un símbolo de resistencia, de los que hicieron el aguante cuando no le importaba a nadie la ciencia", subrayó.

La presidenta sostuvo que con estos satélites se podrá "medir la humedad de la tierra, lo que servirá para la agricultura, forestación y prevenir incendios". Y señaló que el banco de prueba es una inversión porque "queremos ser proveedores de alta tecnología".

Al finalizar, citó una opinión que escuchó en una radio porteña en la que se aseguraba que "YPF es más ineficiente que cuando estaba en manos privadas". Mostró un artículo de la revista española Expansión, en la que se destaca el récord en el precio de la acción de bolsa de YPF y remarca su incremento en la producción. "El gas que nos falta, si uno pudiera medir, es el que se vendió a Chile a precios irrisorios en los 90, cuando acá no se necesitaba porque no había fábricas", consideró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario