Edición Impresa

Desbaratan una banda de vendedores de drogas en el norte del Gran Rosario

Golpe a la organización de Don Julio. La policía detuvo a 17 personas en 12 allanamientos y secuestró unos 5 kilos de estupefacientes, dinero, balanzas y armas.

Jueves 14 de Abril de 2016

Dicen que Don Julio recibía la droga en el barrio La Cerámica e inmediatamente la distribuía en quioscos de las ciudades de San Lorenzo y Puerto General San Martín. Y allí, los vendedores locales la comercializaban en sus bocas de expendio o haciendo delivery al costado de la ruta nacional 11, en los corredores de camiones que ingresan a los puertos privados de la zona norte del Gran Rosario. En ese marco, ayer a la madrugada efectivos de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPCA) y la Tropa de Operaciones Especiales realizaron 12 allanamientos y detuvieron a 17 personas, entre ellos al mismo Don Julio. Secuestraron poco más de 4 kilos de marihuana distribuidos en ocho panes y medio kilo más fraccionado en dosis, 104 bochitas de cocaína fraccionada para la venta que arrojaron un peso de .... gramos, ocho armas de fuego (siete de ellas largas) y más de 230 mil pesos en efectivo producidos por la venta del estupefaciente.

"Nos demandó más de 12 horas de trabajo desde la concentración de los equipos, las irrupciones y terminar de recolectar los datos finales de esta causa en la que se ha logrado desbaratar una importante banda que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes", explicó ayer, en rueda de prensa, el subsecretario de Política Criminal de la provincia, Rolando Galfrascoli. El procedimiento había sido ordenado por el juez federal Carlos Vera Barros en el marco de una investigación que está en manos del fiscal federal Santiago Marquevich.

Flanqueado por los comisarios José Moyano y Fernando Escobar, jefe y subjefe de la Dirección antinarcóticos de la policía santafesina, y del referente local de esa repartición, el comisario Alejandro Druetta, Galfrascoli desmenuzó el operativo en el que participaron 140 efectivos. De los 12 allanamientos, nueve se llevaron adelante en la localidad de Puerto General San Martín, dos en San Lorenzo y el restante, donde cayó Don Julio, en el barrio La Cerámica de Rosario.

Además de la droga fueron incautados tres autos, una moto, más de 20 teléfonos celulares, handys conectados a la frecuencia policial y siete balanzas de precisión. "Se pudo pegar a todos los objetivos planteados. Se sacó de circulación al proveedor y a los distribuidores locales de la red", indicó un vocero de la causa.

En la ruta. Según explicó Galfrascoli, pasadas las 22 del martes comenzó el operativo para sacar de circulación a Don Julio, "un distribuidor a mediana escala" que ya había sido investigado en 2014 y que tenía antecedentes por infracción a la ley 23.737 (de estupefacientes). El plan de trabajo comprendía cerrar los puntos de venta de drogas que el hombre abastecía y que los distribuidores locales tenían en su mayoría sobre la ruta nacional 11, en jurisdicción de San Lorenzo y Puerto General San Martín.

Los operativos fueron simultáneos y Don Julio, de 50 años, cayó preso en su casa de República de Irak al 1700. De acuerdo a lo confiado por fuentes allegadas a la pesquisa, a la ciudad llegan alrededor de 400 kilos de marihuana por semana y en ese contexto el hombre detenido tenía como modalidad no acopiar la mercancía. Apenas recibía su embarque disponía inmediatamente nutrir a sus distribuidores del Cordón Industrial.

La investigación se inició en 2014 "y por los vaivenes de la pesquisa y las prioridades que imponen la fiscalía y el juzgado se dejó de lado durante un tiempo. Se retomó con muchos bríos el año pasado y en el lapso de unos pocos meses la Brigada Departamental de la ex Drogas Peligrosas de San Lorenzo pudieron terminarla", explicó Galfrascoli.

Casa por casa. Ya en el terreno de los puntos de venta, el peso del operativo recayó en Puerto General San Martín. Allí se allanaron objetivos sobre la ruta 11 (tres en el kilómetro 336 y otros 4 domicilios en el kilómetro 334), también en Mendoza al 300 y Falucho al 600 de esa ciudad. Y en San Lorenzo se allanaron dos domicilios: uno en Díaz Vélez al 4000 y otro en una parrilla en inmediaciones de avenida San Martín y Mitre. Los vecinos indicaron que ante la irrupción de la fuerza de choque de la TOE un hombre les hizo frente empuñando un revólver calibre 32 pero fue detenido sin que recibiera u ocasionara heridas.

Las viviendas allanadas, sobre todo las ubicadas sobre la ruta 11, fueron descriptas como humildes o a medio construir. En los puntos de venta alternan la oferta en punto fijo como el delivery y uno de los públicos apuntados por los vendedores sobre la ruta eran los camioneros que se aprestaban a ingresar a los puertos privados para descargar. "Hay que tomar en cuenta que en tiempos de cosecha por esa zona circulan 4 mil camiones por día. Y cuando eso ocurre la circulación es casi a paso de hombre. Entonces los delivery aprovechaban e iban ofertando bochas como para hacer uno o dos fasos", explicó uno de los investigadores que trabajó sobre el terreno. Todos los detenidos serán indagados en las próximas horas por el juez Carlos Vera Barros y el fiscal Marquevich.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario