Edición Impresa

Desbaratan una banda de boqueteros en plena tarea

El túnel fue descubierto a las 18 del viernes cuando la policía efectuó un allanamiento en un local en el que supuestamente se instalaría un vivero

Domingo 26 de Enero de 2014

Dos hombres fueron detenidos bajo la acusación de pertenecer a una banda de boqueteros que había cavado un túnel con la intención de ingresar a robar el tesoro de una sucursal del banco Santander Río, en la localidad bonaerense de Monte Grande. En tanto, oros tres apresados fueron liberados pero siguen siendo investigados por su posible participación en el hecho.

   El túnel fue descubierto a las 18 del viernes cuando la policía efectuó un allanamiento en un local en el que supuestamente se instalaría un vivero y tras la obtención de un dato que indicaba que en la zona se preparaba un golpe contra el banco.

   Al allanar el lugar fueron apresados el dueño del falso vivero y un pintor, de 33 y 49 años. En tanto tres personas que dijeron ser albañiles e intentaron retirarse al ver la policía, fueron demoradas y luego recuperaron la libertad.

   El lugar está ubicado a 30 metros de la comisaría 1ª de Monte Grande y linda atrás con la sucursal del banco Santander Río. “Es un local que en su fondo tiene mimetizado un vivero de donde se han extraído entre cinco y seis contenedores de tierra”, explicó el jefe de la policía bonaerense, comisario general Hugo Matzkin, quien agregó: “No cabe ninguna duda que si (los ladrones) no estuvieron debajo del tesoro estuvieron muy cerca de ello”.

   Los boqueteros habían construido un galpón en el fondo del terreno, dentro del cual habían cavado un agujero en el piso de aproximadamente 1,5 metros de diámetro que conducía a un túnel de unos 7 metros de largo y 1,20 metros de profundidad apuntalado con maderas.

   Según Matzkin, el túnel tenía una “acertada orientación hacia el banco”, de forma tal que los delincuentes “ya habían llegado hasta la malla de contención inferior del piso, que es la que debería estar conteniendo la altura del tesoro”. Y agregó: “Yo estoy convencido de que el lunes teníamos una sorpresa acá”, en referencia a la escasa distancia que les faltaba a los delincuentes para irrumpir en el banco.

   El jefe policial consideró que los “boqueteros” utilizaban un “tipo de tecnología silenciosa, minuciosa y profesional”, y que en el lugar se secuestraron una soldadora eléctrica, guantes, ventiladores, cascos, un medidor de oxígeno, un taladro neumático, carretillas, baldes, palas, picos y otros elementos de perforación. Incluso fue incautado un juego de mancuernas que, “por el desgaste” que sufrían por tener que trabajar en cuclillas, los delincuentes utilizaban para “hacer gimnasia con los músculos como para poder trabajar”.

   Los policías también secuestraron en la puerta del vivero el auto de uno de los detenidos, en el que hallaron 20.854 pesos que, para los investigadores, tenían como destino costear los gastos del robo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS