Edición Impresa

Desbaratan tres quioscos de drogas en Las Flores

En esos lugares se incautaron algo más de 2 kilos de estupefacientes, un revólver y dinero en efectivo. Hay ocho personas detenidas.

Sábado 07 de Marzo de 2015

El nombre de la pollería y verdulería de calle Jazmín al 7100 que actuaba como telón de un quiosco de venta de drogas no pasó desapercibido para los investigadores de la Secretaría de Prevención e Investigación de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad provincial. El comercio se llama "Máximo", un nombre que en Las Flores es inmediatamente relacionado con la familia Cantero y la banda de Los Monos, cuyo líder precisamente lleva ese nombre.

Hasta allí llegaron la noche del jueves efectivos de la ex Drogas Peligrosas con el apoyo de la Tropa de Operaciones Especiales y la Policía de Acción Táctica para realizar tres allanamientos y desarticular igual número de quioscos de venta de drogas que estarían ligados a la mencionada familia.

Al respecto, la secretaria de Delitos Complejos, Ana Viglione, indicó que "los allanamientos son la continuidad del trabajo realizado en el territorio para desarticular organizaciones de gran escala o bien pequeñas que se dedican a la venta al menudeo en determinadas zonas, como es en este caso".

Presos y secuestro. El operativo se centró en tres domicilios ubicados sobre calle Jazmín al 7100 donde fueron apresados Lorena Andrea E., de 39 años; Ricardo Daniel S., de 23; Lucas Víctor S., de 32; Yésica Romina F., de 21; Brian Damián M., de 21; Maximiliano E., de 25; Emiliano Alfredo E., de 57; y Maira Fabiana E., de 23 años. La primera de las mujeres, dijeron las fuentes, es familiar de Reyna Quevedo, quien en febrero de 2014 cayera en la provincia de Salta transportando 80 kilos de droga , hecho por el cual se encuentra detenida y procesada. Esa mujer, a su vez, es familiar directo de los Cantero.

Como resultado de las requisas se incautó 1,400 kilo de cocaína y 1,100 kilo de marihuana, todo fraccionado para su comercialización; además de diez teléfonos celulares, 11.300 pesos en efectivo y un revólver calibre 32 largo con siete cartuchos en su tambor.

Tras culminar el operativo, Viglione manifestó que "el resultado de los tres allanamientos simultáneos fue exitoso" y señaló que "una de las viviendas allanadas está sindicada como el lugar donde se depositaba la droga, se la fraccionaba y armaba para su venta y desde dónde se la distribuía".

La investigación se extendió durante cinco meses y fue realizada por la Brigada Operativa Departamental II con la intervención del juez federal Carlos Vera Barros y el fiscal Marcelo Degiovanni.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario