Edición Impresa

Desarticulan banda narco e incautan 20 kilos de cocaína de máxima pureza

"Operación Lagarto". Hay siete personas detenidas. Se desmanteló un galpón de barrio Acíndar donde estiraban la droga con precursores químicos.

Miércoles 14 de Mayo de 2014

Una semana después de que la dotación de la Sección Rosario de Drogas y Crimen Organizado de la Policía Federal fuera renovada y ampliada, la nueva administración se adjudicó un resonante resultado. El lunes a la tarde, sobre la autopista a Santa Fe y en el acceso sur a San Lorenzo, los efectivos interceptaron un auto que transportaba 20 kilos de cocaína de máxima pureza destinados a un improvisado laboratorio de barrio Acíndar. La droga "tiene una pureza del 95 o 96 por ciento", explicó ayer en conferencia de prensa el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien llegó una vez más a la ciudad para exhibir lo hecho por las fuerzas federales. Cada uno de esos kilos, dijo el funcionario, podía multiplicarse por cuatro mediante métodos de estiramiento. El hallazgo del auto con la droga derivó en la detención de sus dos ocupantes y en ocho allanamientos que tuvieron como saldo otros cinco apresados, entre ellos los líderes de "La banda de los lagartos", Víctor Hugo Grgicevic y su hijo Víctor Fabián, además de la incautación de 70 kilos de sustancia de corte. Las autoridades valuaron la carga en 1,2 millón de pesos.

Si la cantidad de droga secuestrada y su pureza fueron significativas, las conexiones de la banda fueron la frutilla del postre. A Los Lagartos los pesquisas llegaron a partir de una investigación que el juez federal de Posadas (subrogante en el juzgado federal de Eldorado), José Luis Casals, inició a partir de la caída de Slawmir Andzej Polus, apodado "El francés", en febrero de 2013, a quien el propio Berni calificó como "el rey de la marihuana" (ver página 32).

Sobre Los lagartos, en tanto, el secretario de Seguridad de la Nación explicó que se trata de "una escisión de la banda de Delfín Daniel Zacarías", el empresario de San Lorenzo caído en desgracia en septiembre de 2013 en una casa de Funes en la que se incautaron 300 kilos de pasta base y una importante cantidad de precursores químicos para fabricar la droga. A partir de entonces, dijo, este grupo "tomo vuelo propio con despliegue territorial en Rosario".

Y agregó: "Introducir 80 kilos de cocaína (los 20 kilos secuestrados estirados por cuatro) en el mercado local habla de la importancia que tenían". Junto a Berni estuvieron ayer el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto; y el superintendente de Drogas Peligrosas de la Federal, comisario Néstor Roncaglia.

"Los que trabajan en periodismo policial tienen que acostumbrarse a que no es tan importante la cantidad de droga secuestrada como la información que se logra en estos procedimientos. Esto —señalando las cinco notebook incautadas— y los celulares serán vitales para futuras investigaciones", dijo Berni.

"Luego de haber desbaratado a los principales proveedores de drogas de Rosario, como Delfín Zacarías y Reina Quevedo (ver aparte), hoy detuvimos a otra importante organización como la banda de Los Lagartos y a su cabecilla, Víctor Hugo Grgicevic", apuntó Berni. "Esta es una cuestión escalonada. Y seguiremos trabajando con el ministro de Seguridad de Santa Fe", dijo.

En la ruta. El lunes a la tarde se produjo el estreno de la nueva sección antinarcóticos de la Federal en Rosario. Coordinada por la Procuraduría Nacional contra el Narcotráfico (Procunar) y tratando de limpiar la mala imagen que dejaron antiguas gestiones en la ex Superintendencia de Drogas local, los federales se prepararon para dar el golpe con la anuencia del juez Federal rosarino Marcelo Bailaque.

A la altura del peaje del acceso sur a San Lorenzo, sobre la autopista a Santa Fe, esperaron el paso de un pez gordo. A las 19.30 un Volkswagen Bora negro pasó por la cabina de peaje con una pareja y una beba de tres años. Eran una familia perfecta y también la punta de lanza de la caravana que se esperaba. Ese auto actuaba como vigía para chequear que no hubiera retenes policiales sobre el camino. Al no detectar anormalidades, unos minutos más tarde pasaron dos Peugeot 307 gris. En el primero de ellos, en un bolso que estaba sobre el asiento trasero, eran transportados los 20 ladrillos de cocaína de máxima pureza que pesaron la misma cantidad de kilos, mientras el otro operaba como auto de seguridad "con personas armadas", explicó Berni. Los federales no les dieron tiempo a nada, los emboscaron y los detuvieron. Para la investigación dos de los autos habían salido de la ciudad de Santa Fe y el restante de Paraná.

Notificado el juez federal misionero José Luis Casals, éste coordinó con su par rosarino ocho allanamientos: seis en Rosario, uno en Funes (a dos cuadras de la casa donde cayó preso Zacarías) y el restante en Roldán. El supuesto laboratorio, eufemismo para calificar el galpón en el que se almacenaban 70 kilos de creatina (suplemento nutricional para deportistas) y manitol (diurético osmótico y vasodilatador renal leve) estaba ubicado en Laguna del Desierto al 3200, en el corazón del barrio Acíndar.

De pesos y costos. Con esos elementos la banda rebajaba la pureza de la droga y ganaba volúmen de venta. Por eso, de un kilo con el 95 por ciento de pureza se pueden obtener 4 kilos con una pureza de entre el 15 y el 20 por ciento. Luego, la droga estirada era colocada en moldes y con una prensa hidráulica se elaboraban los ladrillos que llevaban como marca dos conejitas de Playboy.

"¿Cuánto es el precio del kilo de cocaína? Un kilo de máxima pureza en Rosario estaría entre los 4.500 y 5 mil dólares. Y después, el precio en la calle depende de su calidad. La droga al 15 por ciento, que es basura, puede salir unos 20 pesos el gramo; y la alita de mosca, que es más pura, puede rondar los 80 pesos. Pero eso también depende del momento y el lugar en la que se la compre. En Amsterdam, por ejemplo, el kilo está 40 mil euros", explicó un vocero de la investigación.

¿En qué zona geográfica trabajaban Los Lagartos?, preguntó este cronista al secretario de Seguridad de la Nación. "Es muy difícil precisarlo porque después de los golpes que se han dado las bandas se concentran más en el delivery que en tener la droga en un búnker. En realidad lo anormal no es que hagan delivery sino que tuvieran un lugar fijo para vender drogas, como es el búnker, que atenta contra el manual del buen traficante", dijo Berni sonriendo en la oficina del jefe de la Sección Inteligencia de Drogas y Crimen Organizado de la Federal, en avenida Francia al 1200.

Acerca de los detenidos, Berni dijo que "los cabecillas son padre e hijo", y aunque no los identifiicó, LaCapital supo extraoficialmente que son Vícto Hugo y Víctor Fabián Grgicevic, quienes figuran inscriptos en la Afip como vendedores de productos varios en quioscos o polirrubros. Sobre las otras cinco personas arrestadas no hubo mayores datos, sólo que hay dos mujeres con fuerte presencia en la organización. Todos serán embarcados seguramente hoy hacia la localidad de Eldorado para ser indagados por el juez Federal Casals.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario