Edición Impresa

Desarmaderos: el juez se excusó de actuar

José Luis Suárez alegó "violencia moral" luego de que la Nación pidiera un juicio político por haber levantado la clausura de comercios.

Viernes 19 de Septiembre de 2014

La decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación de pedir el juicio político del juez penal José Luis Suárez luego de que éste ordenara levantar la clausura de los 23 desarmaderos allanados hace 20 días en el marco de un operativo que buscaba autopartes de dudosa procedencia provocó la suspensión de una nueva audiencia requerida por los abogados de tres de los comercios. Es que ayer Suárez se excusó de intervenir alegando "violencia moral" a raíz de esa presentación y ayer fue sorteada la jueza Raquel Cosgaya para seguir las actuaciones.

La audiencia frustrada había sido pedida por los abogados de tres desarmaderos a raíz de la "desobediencia de la fiscalía de la orden de levantar las clausuras", dijo el abogado José Ferrara, y adelantó que planteará la nulidad de los allanamientos por "no estar fundados en anomalías en los comercios".

El 20 de agosto el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, desembarcó en Rosario para allanar, junto al ministro Raúl Lamberto y el fiscal de Delitos Económicos, Sebastián Narvaja, 23 comercios de autopartes ante la posibilidad de que muchas de piezas provinieran de delitos. Los locales fueron clausurados y se incautaron unas 20 mil piezas valuadas en 60 millones.

Hace una semana Suárez levantó las clausura por entender que la fiscalía no comunicó a la Dirección Nacional de Desarmaderos que ya se habían asegurado los bienes incautados para su peritaje. La medida desembocó en el pedido de juicio político contra Suárez.

Al respecto, el abogado Gustavo Feldman, quien junto a Miguel García patrocina a Suárez, calificó el pedido como "un avasallamiento a la autonomía de la provincia, a sus instituciones y a una concepción auténtica del federalismo".

"Suárez debe rendir cuentas de sus actos como juez ante los santafesinos, no ante Berni", dijo Feldman, y agregó que las decisiones del juez "están enmarcadas en el plexo legal vigente y en las potestades que tenía como juez de la causa".

"Es una barbaridad —añadió— que el gobierno federal tome esta postura porque no lo satisface la resolución del juez. Es sembrar el terror, aquellos que resuelvan distinto a lo que el gobierno pretende con sus operativos en la provincia queda a tiro de un juicio político".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario