Edición Impresa

Denunciaron por sedición a senadores nacionales opositores

Lo hizo el abogado Barcesat en rechazo a la decisión de no cubrir la vacante que dejará el juez Zaffaroni en la Corte Suprema de Justicia."Las vacancias son para ser cubiertas", dijo el letrado.

Sábado 22 de Noviembre de 2014

El abogado Eduardo Barcesat denunció por sedición a los senadores nacionales de la oposición que firmaron un compromiso para rechazar cualquier propuesta del Poder Ejecutivo para cubrir la vacante que dejará en la Corte Suprema de Justicia el juez Raúl Zaffaroni en enero próximo. Rápidos de reflejos, los legisladores rechazaron la denuncia y adujeron que el gobierno los "quiere meter presos".

La denuncia del abogado, defensor de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, es contra los senadores Ernesto Sanz, Gerardo Morales, Fernando Pino Solanas, Carlos Reutemann, Juan Carlos Romero, Luis Juez, Gabriela Michetti, Diego Santilli, y al que haya suscripto el "compromiso público de impedir la cobertura de la vacancia en la Corte Suprema".

La presentación recayó ante la jueza federal María Servini de Cubría, con intervención del fiscal Carlos Rívolo, y fue inmediatamente repudiada por los senadores del arco antikirchnerista, que denunciaron que el gobierno quiere "amedrentar a la oposición".

"Ha tomado estado público la iniciativa, ya concretada, de senadores nacionales de la oposición política, para operar una connivencia delictiva a fin de impedir que el Poder Ejecutivo Nacional cumplimente la manda constitucional" para cubrir la vacante en la Corte, indicó la denuncia de Barcesat.

Según sostuvo el abogado, la actitud de los senadores opositores "denigra la jerarquización constitucional de los partidos políticos que son instituciones fundamentales del sistema democrático".

"Las vacancias son para ser cubiertas no para convertirse en escenario de impedimento de la integración de otro de los poderes que conforman el gobierno federal", agregó Barcesat.

El artículo 230 del Código Penal prevé penas de uno a cuatro años de prisión para quienes "se alzaren públicamente para impedir la ejecución de las leyes nacionales o provinciales o de las resoluciones de funcionarios nacionales o provinciales".

Pero, los senadores de la oposición rechazaron la denuncia por "sedición", responsabilizaron por la acción al gobierno y señalaron que el oficialismo quiere meterlos "presos".

"Si pudieran meternos presos, nos meten presos", enfatizó el jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, quien consideró que la denuncia es un intento por "presionar" y "amedrentar a la oposición".

A Morales se le sumó su compañero de bancada y presidente del comité nacional de la UCR, Ernesto Sanz, quien subrayo que "Barcesat no es un abogado cualquiera, es parte del gobierno" y aseguró que "es el gobierno el que está atrás de la denuncia".

Sanz afirmó que "el gobierno no tiene un plan para la economía pero tiene un plan para la Justicia: es dominarla, cooptarla, garantizarse una Justicia dependiente en todos los terrenos. Mientras que a nosotros nos denuncian penalmente por oponernos en el tema de la Corte, ellos han hecho una verdadera salvajada en el Consejo de la Magistratura".

Por su parte, el senador Luis Juez sostuvo que "ninguna denuncia" lo va a "apretar" a él "y a ningún otro senador para que hacer algo que el Estado tiene que garantizar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario